.
 

La metafísica es una enseñanza que tiene como principal función, hacer a las personas más felices consigo mismas, por medio de la aplicación del pensamiento positivo, y que se baja en la enseñanza del perdón, los siete rayos y promueve el entendimiento del Cristo Interno como una manera de profesar nuestra espiritualidad.

La palabra quiere decir “más allá de lo físico”, siendo una doctrina capaz de hacernos sentir mejor con nosotros mismos, solucionando nuestros conflictos y permitiendo que todos trabajemos en la construcción de un mundo mejor.

Enseñanza espiritual metafísica


Enseñanza espiritual metafísica

Aquí se intenta difundir a la humanidad una gran cantidad de conocimiento y enseñanzas espirituales con el propósito de que la humanidad sea capaz de expandir su chispa divina y realice una unión real con el creador de todas las cosas, Dios.

Este propósito lo consigue por medio de facilitadores que van formando grupos a nivel mundial, con el único objetivo de que aprendan una enseñanza que permitirá convertir a las personas en servidores mundiales de la nueva era, trabajando para propagar el conocimiento que ha dejado Conny Méndez y que fue continuado por Rubén Cedeño tras su muerte.

Esta enseñanza no contempla la figura de un gurú o maestro en particular para entregar la doctrina, sino que se apoya en diferentes facilitadores que sirvan de instructores para los grupos de estudiantes organizados en cualquier parte del mundo y a los cuales se le agradece su abnegada labor de promover una enseñanza espiritual capaz de hacer que las personas vivan mejor consigo mismas y sean más felices.

La enseñanza actual de la metafísica contempla el estudio de "Los Siete Principios Universales", así como la meditación, la mantralización, la cábala, la curación esotérica y muchas otras enseñanzas milenarias que se unifican para el desarrollo de la humanidad.

Actuar de acuerdo con los 7 principios universales


Términos como “El Cristo”, "Los Siete Principios Universales”, "Los Siete Rayos" y la presencia “Yo Soy”, resultan el fundamento de esta doctrina.

Que va en busca de enseñarle a la humanidad el camino de la ascensión espiritual sin dejarse ganar por los obstáculos, todo desde el conocimiento de sí mismo y mediante del estudio de la observación y las diferentes técnicas de meditación conocidas.

Además, busca que las personas sean puras de intención, vivan en la verdad y difundan la enseñanza para que toda la humanidad aprenda a vivir de forma constructiva.