.
Zazen, siéntate a meditar en la posición de loto

Zazen, siéntate a meditar en la posición de loto

Zazen es una palabra japonesa que puede traducirse como meditar sentado, siendo el significando de Za sentarse y el de Zen meditación. Su práctica habitual favorece la ampliación de la conciencia y también el desarrollo de la intuición.

Hay que tener en cuenta que el Zen es un tipo de budismo el cual utiliza este tipo de meditación, al igual que la escuela Theravada, por ejemplo, usa la meditación Vipassana o la escuela de budismo tibetano el Dzogchen.

Durante la práctica de Zazen se produce la generación de mucha energía. Para ello deberemos sentarnos a meditar colocándonos en la posición de loto del yoga, sin ningún objetivo concreto, sólo concentrados en dicha postura, en la respiración y en la actitud del espíritu.

Lee también: Meditación, ¿Cómo puede cambiar su vida?

La importancia de la postura en Zazen


zazen

Hay cuatro tipos de posturas aceptadas: 

  • Postura de loto completa. Piernas cruzadas, con las plantas de los pies hacia arriba apoyadas sobre la pierna contraria y rodillas descansando en el suelo.
  • Postura de medio loto. Parecida a la anterior pero con una pierna en el suelo.
  • Postura birmana. Se colocan los dos pies en el suelo, en paralelo y plegados los máximo al cuerpo.
  • La Seiza. Se practica sentado de rodillas sobre los talones.

En todas estas posturas Zazen habrá que tener la espalda recta, la pelvis ligeramente basculada hacia adelante, manteniendo las lumbares ligeramente arqueadas. Para tener la espalda y caderas más cómodas en estas posturas se utiliza un cojín de apoyo.

La nuca debe estar estirada mientras que el mentón tendrá que estar metido hacia adentro. La boca cerrada, con los dientes juntos y la lengua tocando ligeramente el paladar tras los dientes.

La nariz debe estar alineada con el ombligo, mientras que las orejas deberán estarlo con los hombros. Ojos semicerrados y vista relajada, no hay que enfocar lo que tenemos enfrente.

Relajamos y juntamos las manos en el regazo, con los dedos pegados, una mano sobre la otra y punta de pulgares tocándose. Es recomendable balancear ligeramente el cuerpo de derecha a izquierda y adelante y atrás para conseguir centrarlo.

Beneficios de la práctica de Zazen


  • Mejora de la postura corporal. Flexibilización de partes del cuerpo como caderas, ingles, lumbares, tobillos o rodillas.
  • Reducción de tensiones y aumento del autocontrol.
  • La respiración lenta y profunda consigue una mayor y más equilibrada oxigenación de todo el metabolismo.
  • Depuración de los pensamientos desordenados del inconsciente.

El Zazen es una práctica de meditación sentado en la posición de loto de yoga, muy efectiva para ampliar la conciencia y desarrollar la intuición.


También te puede interesar: