.
Descubre el ritual de los 108 Saludos al Sol

Descubre el ritual de los 108 Saludos al Sol

Los 108 Saludos al Sol es un ritual realizado por los practicantes de yoga, con diferentes propósitos, como celebrar el cambio de estaciones (equinoccios y solsticios), renovar las energías vitales y afrontar el inicio o final de un ciclo.

El proceso comprende la repetición (108 veces) de la Suria Namaskar (Saludo al Sol), una secuencia de 12 asanas (posturas) consecutivas, que permite al ejecutante centrar su atención en la respiración y el ejercicio físico.

Generalmente, los estudiantes de yoga realizan un Saludo al Sol antes de iniciar cada clase, con la intención de preparar el cuerpo antes de la sesión; sin embargo, esta serie de posiciones constituye una práctica de yoga en sí misma.

También puede ser vista como un ejercicio de meditación en movimiento, que permite al practicante conectarse con la Divinidad, en el momento presente, y las sensaciones del cuerpo físico.

En el caso de los 108 Saludos al Sol, además de constituir una prueba de fortaleza corporal, nos habla de aprender a aceptar los cambios con gratitud, potenciando la concentración y la energía positiva.

Por tratarse de un evento que en ocasiones se realiza de forma simultánea en varios lugares del mundo (durante el cambio de estaciones), el practicante tiene la oportunidad de sentirse parte del todo.

Lee también: El Hatha Yoga: el yoga del equilibrio

108 saludos al sol

¿Por qué 108 Saludos al Sol?


La elección del número 108, para la denominación del ritual, no es algo fortuito. La cifra hace referencia a varios elementos místicos, principalmente las 108 cuentas del japa mala, el rosario budista.

Conectar la práctica del yoga con un instrumento místico – religioso tan importante, abre la puerta para trabajar el Sankalpa: una idea positiva vinculada a nuestra esencia, que representa un cambio que queremos alcanzar.

Al repetir los 108 Saludos al Sol puedes activar tu Sankalpa, traerlo a tu mente (enunciado de forma presente y positiva), y canalizar la energía hacia él, con la intención de concretarlo.

De esta forma limpias tu cuerpo, liberas bloqueos espirituales, renuevas las energías vitales que te acompañan, atraes tranquilidad a tu mente y espíritu, a la vez que te enfocas en tus mejores propósitos.

Las asanas de los 108 Saludos al Sol


Las 12 asanas (posturas) que comprenden los 108 Saludos al Sol, son las mismas utilizadas en la ejecución de la práctica individual de la secuencia, al empezar o finalizar las clases de yoga.

Las mismas comprenden:

  • pranamasana (plegaria);
  • hasta uttanasana (brazos levantados);
  • hasta padasana (extendida de brazos y pies);
  • ashwa sanchalanasana (el caballo);
  • dandasana (el bastón);
  • ashtanga namaskara (8 miembros);
  • bhujangasana (la cobra);
  • parvatasana (la montaña);
  • ashwa sanchalanasana;
  • hasta padasana;
  • hasta uttanasana;
  • y tadasana

Realizar los 108 Saludos al Sol en un ejercicio exigente, si decide realizarlo procure:

  • comer con varias horas de antelación a la actividad;
  • hidrátese con frecuencia;
  • respete los límites de su condición física;
  • ejecute los movimientos con suavidad;
  • y descanse siempre que lo considere necesario.

Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices