.
Descubre los beneficios de la respiración completa

Descubre los beneficios de la respiración completa

La respiración completa, o respiración yoguica, es una técnica de Pranayama que fusiona los tres tipos de respiración (abdominal, torácica, y clavicular), aprovechando la totalidad de la capacidad pulmonar del individuo.

Durante la ejecución de la respiración completa, el proceso de inspiración se realiza en 3 tiempos, siguiendo la secuencia  abdomen – tórax – clavícula. En la exhalación se cumple el mismo patrón de 3 fases, a la inversa.

La práctica de la respiración completa es un ejercicio clásico del yoga, que facilita los procesos de relajación y concentración; además, propicia la paz interior y la claridad mental; y potencia la capacidad de autocontrol.

Igualmente, mejora la capacidad pulmonar del individuo; proporciona mayor flujo de oxígeno a la sangre; fortalece el sistema respiratorio; desarrolla la atención y la percepción; y favorece el control del ritmo cardíaco.

Por la complejidad que reviste su ejecución, se recomienda realizar la respiración completa bajo la supervisión de un instructor calificado, que acompañe al estudiante durante todo el proceso.

Como en todos los ejercicios Pranayama de nivel avanzado, existe la posibilidad de sufrir episodios de hiperventilación o mareos, por lo que contar con  soporte profesional, beneficiará el correcto desarrollo de la actividad.

¿Cómo realizar la respiración completa?


respiración completa

Para realizar la respiración completa, es preciso situarse de forma cómoda (puede ser sentado o acostado), en un lugar donde no sea perturbado, durante la ejecución del ejercicio.

Utilice ropa holgada (nada ajustado). Asuma la posición elegida (acostado o sentado), y mantenga la espalda recta. Coloque las manos sobre la zona abdominal, suavemente sin apretar.

Exhala por completo (deja los pulmones sin aire). Inhala llevando el aire hasta el abdomen. Sigue inspirando y siente como se ensancha la zona del tórax (las costillas se abren).

Continua inhalando hasta que el área clavicular se levante, adelantando la parte superior del pecho. Reten el aire por unos instantes, y luego procede con el proceso de exhalación.

Libera el aire de los pulmones iniciando por la parte superior (la zona clavicular), luego la caja torácica y finalmente la zona abdominal. Deja que los pulmones permanezcan vacíos unos instantes, ante de reiniciar.

Como fue mencionado, uno de los aspectos de la respiración completa es la retención de la respiración (Kumbhaka), con los pulmones llenos de aire (Antara Kumbhaka) o vacíos (Ahya Kumbhaka).

Este paso es opcional (no obligatorio). La duración de la fase de retención dependerá tanto del nivel del practicante (principiante, intermedio, avanzado), como de las consideraciones del instructor, sobre la capacidad pulmonar y preparación del alumno.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices