.
Diga adiós al estrés y abra paso al yoga para relajarse

Diga adiós al estrés y abra paso al yoga para relajarse

Actualmente, las personas optan por hacer yoga para relajarse debido a que es una excelente opción para escaparse de una sociedad apresurada.

El Yoga a través de su meditación tranquiliza el cuerpo y la mente, desechando cualquier estado tensión continua como el estrés.

El Yoga es un excelente ejercicio que logra armonizar el cuerpo, la mente y la respiración. Su práctica proviene de la India y tiene mayor demanda dentro del hinduismo.

Equilibrio entre la mente y el organismo con el  yoga para relajarse


Yoga para relajarse: Shava-Asana

El Yoga para relajarse debe practicarse constantemente. Su práctica ayuda percibir mejor el mundo exterior y el estilo de vida humano. Y es que al realizar cada ejercicio de Yoga se puede logra conseguir un equilibrio entre la mente y el organismo.

Básicamente, el Yoga contribuye con la recuperación de cada ser humano, conectándolo con la tranquilidad a fin de que alcance la paz interior.

Físicamente aporta grandes beneficios debido a que tonifica todas las partes del cuerpo desarrollando una mejor resistencia y flexibilidad.

Paz y tranquilidad

Cuando se practica el yoga para relajarse se calma el sistema nervioso, lo que genera una sensación de tranquilidad en las personas, ayudándolas a su vez a mantenerse alertas y saludables.

Su práctica emite una conducción adecuada de la energía, eliminando cualquier pensamiento negativo.

Algunas posiciones del yoga para relajarse


Yoga para relajarse: yoga

La posición del niño

La posición del niño, es una de las mejores que se usan en yoga para relajarse, ayuda aliviar la tensión de la espalda, los músculos del cuello y los del alrededor de las caderas.

Para hacer ésta postura se debe sentar sobre los talones e inclinarse hacia adelante, apoyando la frente en el suelo. Luego se debe colocar los brazos a un lado junto al cuerpo con las palmas hacia arriba, respirando profundando durante unos tres minutos y poco a poco se debe subir de la pose.

La postura del cadáver o Shava-Asana

Es una de las posiciones más fáciles y aunque parezca muy sencilla es una de las más efectivas para mantener el cuerpo completamente tranquilo y relajado.

El cuerpo debe estar inmóvil, al igual que la mente. Se obtienen resultados de relajación profunda.

El primer paso es acostarte boca arriba con las piernas juntas, sin tocarse, los brazos deberán permanecer cerca del cuerpo y con las palmas hacia arriba.

Los ojos deben cerrarse mientras se respira profundamente. Cuando se esté meditando, el cuerpo desde la parte superior de la cabeza hasta los pies. La posición se puede mantener durante cinco minutos.

Posición abajo o abdomen

Esta postura es utilizada para descansar luego de varias rondas de respiración constante o alguna flexión hecha en el suelo, como la posición de la Cobra o Langosta.

Lo primero será colocarse boca abajo, tocando los dedos gordos y los tobillos cayendo hacia un lado. Con este ejercicio las piernas se relajarán.

En una almohada debe colocarse una mejilla para descansar y así liberar cualquier tensión que pueda sufrir el cuello o espalda. Cuando se realiza esta posición debe hacerse al menos unas 7 rondas de respiración profunda.

Existen muchas posturas de yoga para relajarse, otras de las que son excelentes son la posición de la pinza, la pose para aliviar el viento.


Te puede interesar:

 

Luciana Luciana

Comunicadora Social Corporativa- Community Manager, con 10 años de experiencia en diferentes medios de comunicación e instituciones públicas. Siempre andando por los caminos de la fe y disfrutando de los simples placeres de la vida. Habla con nosostros en m.me/wemystices