.
Energías opuestas que se complementan en el Yin Yang

Energías opuestas que se complementan en el Yin Yang

El Yin Yang forma parte fundamental de la filosofía china que establece que en el universo existen dos energías contrarias pero vinculadas entre sí. Representa el equilibrio y la armonía.

El Yin significa lo negativo y pasivo, mientras que el yang lo positivo. Algunas personas relacionan el Yin y el Yang con la oposición de hombre y mujer, pero son conceptos que en nada se relacionan. Las esferas que se perciben en la simbología implican que cada una se manifiesta dentro de sí misma como un sentimiento opuesto.

La carga de energía debe ser perfecta, ni por exceso ni por defecto. El equilibrio es sinónimo de perfección: Cuando la perfección se rompe, se presentan problemas en la vida diaria de las personas, sus hogares y sus empleos.

Lee también: ¿Qué es el espejo Pakua?
 

Los símbolos del Yin Yang


Al hablar de Yong Yang se asocia de forma casi inmediata con un círculo, divida en dos colores: blanco y negro. En el interior de cada uno también se observan los colores opuestos y complementarios. El color negro se relaciona con lo pasivo, nocturno, oscuro y frío;  el blanco, lo pasivo, luminoso y diurno.

Para el Yin Yang las fuerzas en la naturaleza no existen de forma pura ni quieta. Todo puede ser visto de forma contraria siempre y cuando se perciba desde la posición contraria.

Toda esta doctrina podría tener su origen en las religiones chinas y agrarias que explicaban la presencia de fuerzas contrarias incluso desde la denominada Dinastía Shang. También se evidenció desde la época del Confucionismo y del Taoísmo.
 

Características del Yin Yang


  • No pueden existir el uno sin el otro. Un ejemplo práctico son el día y la noche.
  • Se consumen y se generan mutuamente. Cuando uno aumenta, el otro disminuye y viceversa.
  • Pueden subdividirse y tornarse en su contrario.
  • Dentro de Yin hay Yang y viceversa.
 

Aplicaciones cotidianas del Yin Yang


El concepto de Yin Yang puede apreciarse en la naturaleza y la vida diaria. El sol, ejemplifica el yang en su punto más alto, mientras que en la medianoche ejemplifica el yang. Las estaciones anuales también pueden ser explicadas a través de esta doctrina, el verano es yan en contraposición del invierno que es yin. El otoño es la energía yang que se transforma en yin; la primavera es yin que se convierte en yang.
 
  • El enfriamiento corporal es curado con alimentos calientes que representan el yang.
  • Los problemas nerviosos que denotan el yang son tratado con alimentos fríos.
     
El Yin Yang también puede apreciarse en las prácticas de artes marciales, comunes no sólo en el mundo oriental sino en la cultura occidental. Explica los estiramientos musculares como forma de equilibrar las fuerzas corporales.


Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes