.
Vivir con Gratitud

Vivir con Gratitud

La Gratitud es la llave de la Abundancia y la Prosperidad, una prueba de confianza y devoción. Cuando vives en Gratitud, reconociendo el milagro de la vida, manifestándose en ti en el momento presente, expandes tu conciencia y dejas a un lado los pensamientos negativos, carencias y limitaciones.
 
Al sentirte agradecido con el Universo y la Divinidad, valoras tu vida, tus logros, tu espiritualidad; aprendes a concentrarte en las bendiciones y las posibilidades; ya no hay obstáculos que superar, solo oportunidades de crecimiento y aprendizaje.
 
La teóloga junguiana y fundadora del Center for the Celebration of Life, Sharron Stroud, expone los alcances de la Gratitud de forma magistral, en su artículo “La Gratitud como una Manera de Ser”, publicado en el libro “Gratitud” (1997) de Louis Hay con la colaboración de sus amigos.  

Lee también: Aprende a preparar la botella de la Abundancia
 
La Gratitud como “manera de ser comienza a manifestarse en el arte y ciencia de bendecir. Tiene sentido cuando comprendemos que toda vida actúa en una frecuencia vibratoria energética. La energía que damos a la vida es la misma que vuelve a nosotros.

Esto resulta difícil de aceptar cuando no obtenemos los resultados que deseamos. Sin embargo cada experiencia se redime a si misma mediante nuestra disposición a recibir su mensaje y aceptar el regalo que nos ofrece. Esto crea el lugar para los milagros”, detalla Stroud. 
 
Valorar la importancia de las situaciones de contraste (también llamados eventos negativos), es un trabajo de conciencia que requiere un esfuerzo constante. Pero cuando empiezas a observar estos hechos como puntos de aprendizaje y superación personal, ganas en tu evolución.     


 

Prácticas de Gratitud


La fundadora de la Asociación  de Profesores de Yoga de California (Estados Unidos), Rama J. Vernon, en su artículo “La Gratitud, una Oración Silenciosa”, sostiene que la Gratitud es una actitud de la mente y el corazón, vinculada más con el ser, que con el hacer.
 
En el escrito, también publicado en el libro “Gratitud” (1997) de Louis Hay con la colaboración de sus amigos, Vernon señala que la Gratitud es “un amor infinito por el Creador y por todas las creaciones de la vida” y propone los siguientes ejercicios para cultivar esta cualidad: 
  • Ve, en todas las personas, la luz del amor universal mientras trabajas y caminas junto a ellas.
  • Haz que tus palabras sanen en lugar de herir.
  • Considera con amor y gratitud a todas las personas de tu vida (sobre todo aquellas  con quienes has tenido dificultades en el pasado o las tienes ahora).
  • En todas partes y con todas las personas, sé un canal espontáneo para el Incondicional.
  • Encarna la paz que te gustaría ver en el mundo.
Atrévete a practicar la Gratitud, cada mañana al despertar o cada noche antes de dormir, incluso en el transcurso del día. Cuéntale tus bendiciones al Universo (o la Divinidad) y recibirás muchas más. 
 
El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca (Mateo 12:34)”.
 

Te puede interesar: 

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes