.
Virgen de Guadalupe: patrona de América Latina

Virgen de Guadalupe: patrona de América Latina

La Virgen de Guadalupe fue proclamada por el Papa Pío X como la “Patrona de América latina”. Esta imagen es venerada en México con mucha devoción y es considerada como una de las advocaciones marianas con mayor cantidad de fieles que le profesan su agradecimiento por favores concedidos.

Lee también: Oración a San Miguel Arcángel

La historia de la Virgen de Guadalupe


La Virgen de Guadalupe se apareció en cuatro oportunidades en el año 1531 al indio San Juan Diego en el llamado cerro Tepeyac, ubicado en Ciudad de México. En la primera aparición la Virgen de Guadalupe le pidió a Juan Diego que acudiera ante el Obispo de México, Juan de Zumárraga. De acuerdo al culto guadalupano y la versión del propio Juan Diego, la Virgen le habría indicado:
 
"Juanito: el más pequeño de mis hijos, yo soy la siempre Virgen María, Madre del verdadero Dios, por quien se vive. Deseo vivamente que se me construya aquí un templo, para en él mostrar y prodigar todo mi amor, compasión, auxilio y defensa a todos los moradores de esta tierra y a todos los que me invoquen y en Mí confíen. Ve donde el Señor Obispo y dile que deseo un templo en este llano. Anda y pon en ello todo tu esfuerzo".

Fue así que en la última aparición, el niño le llevó un ramo de flores al Obispo, para demostrar la veracidad de su visión. Por ser el mes de diciembre, era imposible que existieran esas flores.

La Virgen de Guadalupe también se le apareció al tío de Juan Diego para sanarle sus enfermedades. Ella misma se identificó como “Siempre Virgen Santa María de Guadalupe”

Significado de los elementos de la imagen de la Virgen de Guadalupe


De acuerdo a la tradición, los pueblos mesoamericanos veneraban a una imagen denominada Tonantzin que en castellano se traduce como “Nuestra madrecita”. Se dice que por este motivo, la asociación entre la deidad y la Virgen María que apareció en el cerro Tepeyac, fue mucho más sencilla.
  • Manos de la Virgen de Guadalupe: una blanca y la otra morena, como símbolo de la comunión de las razas y pueblos.
  • Rostro de la Virgen de Guadalupe: rasgos morenos con una expresión de dulzura y amor.
  • Gravidez de la Virgen de Guadalupe:  la imagen muestra un abultamiento del abdomen que podría ser atribuido a la última etapa del embarazo. También se percibe un cinto, en la parte superior del vientre como señal del fin de un ciclo y el comienzo de otro.
  • La luna: el nombre de México significa en nátuahl como “Metz – xic – co”, que se traduce como “en el centro de la luna”. La Virgen de Guadalupe aparece justo en el medio de la luna.
  • La flor: es el máximo símbolo en la imagen y representa la presencia de Dios.
 

Numerosos son los milagros atribuidos a la Virgen de Guadalupe

Destaca lo ocurrido en noviembre de 1921, cuando un hombre colocó en el altar de la Basílica que se construyó en su honor en México, un ramo de flores con un explosivo. Muchos de los elementos del altar fueron destruidos, incluyendo crucifijos, jarrones y otras imágenes.

Sin embargo, la imagen de La Guadalupe quedó intacta, incluso el cristal que le protegía no sufrió daño alguno.


Te puede interesar:

 

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes