.
Velones para quitar brujería y mala suerte

Velones para quitar brujería y mala suerte

Si sientes que la mala suerte o la brujería están causando pérdidas y malestar en tu vida, no te preocupes. Recopilamos para ti este antiguo ritual popular de Magia Blanca, que ayudará a purificarte y alejar las malas vibraciones. 

Velones para quitar brujería y mala suerte​: Ingredientes


  • 3 velones morados
  • 1 velón rompe trabajo, o en su defecto un velón negro
  • Cascarilla
  • 3 limones
  • 7 monedas del mismo valor
  • 1 cazuela de barro pequeña o mediana
  • 3 platos de cerámica blancos, medianos o grandes
  • 1 cucharada de azúcar
  • Cerillos de madera

Lee también: La Vela Abre Caminos
 

Velones para quitar brujería y mala suerte​: Preparación


Tomar los 3 velones (o veladoras) morados y pasarlos por el cuerpo de la persona a limpiar (incluida la espalda), en dirección de los pies a la cabeza. Realizado este proceso con los 3 velones, colocarlos (sin encender) debajo de la cama del sujeto a purificar.
 
Al día siguiente, inmediatamente después de despertar, retirar los velones de debajo de la cama y llevarlos al cuarto de baño, al patio u otro espacio privado en la vivienda. Colocar los velones sobre los tres plantos de cerámica.
 
Al lado de cada velón, dentro del plato, ubicar un limón hasta completar los tres. Los tres platos deben tocarse entre sí, formando un triángulo. Rodear los tres platos con un círculo de cascarilla.
 
Encender los velones morados con las cerillas de madera. Dejarlos consumirse, sin apagarlos por ningún motivo.  En cuanto se hayan extinguido los tres velones morados, comenzar a preparar la cazuela de barro.
 
Se riega la cucharada de azúcar, dentro de la cazuela de barro. Tomar las monedas y colocarlas también dentro de la cazuela formando un círculo.  


 
Se toma el velón negro o rompe trabajo (apagado) y se pasa por todo el cuerpo, igual que se hizo con los velones morados, sin olvidar la espalda y siguiendo la dirección de los pies a la cabeza.
 
Finalizado este punto, colocar el velón negro dentro de la cazuela de barro, en el medio del círculo de monedas. A su vez, la cazuela será situada en el punto central del triángulo de platos de cerámica blanco (donde se tocan los tres platos).
 
Encender el velón negro con un cerillo de madera, y dejar que se consuma en su totalidad. Si se apaga antes de consumirse, no volver a encenderlo.

Antes de encender los velones verificar que no tengan cerca ningún objeto o material que pueda ser inflamable o conductor del fuego, en especial si se utilizan velones de rompe trabajo, dado que los mismos suelen estar preparados con pólvora en su interior y pueden lanzar chispas en medio de una pequeña explosión.
 
Cuando se consuma el velón negro (o rompe trabajo) o se extinga su flama, barrer la cascarilla, recogerla y  colocarla junto al resto de los ingredientes en una bolsa oscura.
 
Arrojar la bolsa y su contenido en un cruce de caminos, mientras se dice: “Quito y quemo toda brujería, maleficio y mala suerte que dañaba mi vida, y ahora estoy limpio en el nombre de Dios”.
 
Para un mayor efecto purificador, repetir el ritual tres veces. Puede ser realizado a sí mismo o a una tercera persona, en el segundo caso, recuerde elevar sus protecciones espirituales antes de ejecutarlo. 


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes