.
¿Cómo usar las varillas en la Radiestesia?

¿Cómo usar las varillas en la Radiestesia?

La Radiestesia es un método utilizado para monitorear las vibraciones energéticas (electromagnéticas) de los cuerpos y espacios, lo que también permite utilizar esta información con fines predictivos y adivinatorios.
 
El instrumento más popular, empleado en la práctica de la Radiestesia, es el péndulo, cuyo rango de movimiento es mayor que otros elementos, lo que genera una gama más amplia de respuestas en las investigaciones.
 
Por este motivo, el péndulo es utilizado como base en multitud de tratamientos alternativos y de curación holística, como por ejemplo la Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) o el Sistema de Sanación Shoen, entre otros.
 
Algunos estudios científicos señalan que la oscilación producida por el péndulo y otros elementos de la Radiestesia, es motivada por el efecto o reflejo ideomotor (movimiento inconsciente y automático).
 
Sin embargo, el uso de estos instrumentos se ha valorizado a sí mismo como un método efectivo para contactar con el subconsciente, y en el caso de los sistemas de sanación espiritual, facilitar la comunicación con la divinidad interior.
 
Igualmente, la capacidad de detectar las fluctuaciones energéticas que se atribuye a elementos radiestésicos como la varilla de madera (o baqueta) y las varillas metálicas, los han convertido en instrumentos indispensables de los estudios esotéricos.

Lee también: La verdade sobre los parásitos espirituales  
 

La varilla de madera


La varilla de madera, empleada en la Radiestesia, también llamada baqueta, está constituida por la rama de un árbol en forma de “y” u horqueta (parte donde las ramas del árbol se unen formado un ángulo).

Aunque los ocultistas solían tener predilección por las varillas de sauce, avellano o cedro, cualquier madera es apreciada. La baqueta es quizás la forma de Radiestesia más antigua, y era empleada para encontrar agua o minerales.
 
Actualmente, además de los usos ya descritos, es utilizada para detectar objetos perdidos. Para ello, se toma la varilla por el lado que tiene dos puntas, cada extremo se agarra con una mano. Las palmas (de las manos) deben estar hacia arriba en el agarre.
 
Se levanta la baqueta hasta que se encuentre a la altura media del pecho (bajo los pectorales), y alejada del cuerpo. Debe sostenerse el instrumento con delicadeza, dado que su movimiento suele ser suave.
 
Camina despacio sobre el área de búsqueda, manteniendo la baqueta recta. Detente en el lugar donde la varilla de madera sienta una atracción y se mueva por sí misma (hacia el suelo o hacia arriba).


 

Las varillas de metal


Se trata de dos líneas de metal, cuya punta está doblada en un ángulo de 90 grados, para darle forma de “L” y poder sostenerlas cómodamente con las manos, mientras se facilita el movimiento oscilatorio.    
 
Las varillas de metal, también conocidas como dual rod, pueden comprarse en tiendas esotéricas o confeccionarlas por ti mismo, empleando piezas de metal maleables como ganchos (perchas) de colgar la ropa.
 
Al contrario de las varillas o baquetas de madera, las varillas de metal se utilizan en pares y poseen dos movimientos principales: hacia afuera (alejándose una de la otra) o hacia adentro (uniéndose en el centro).   
 
Estas oscilaciones son a menudo utilizadas para indicar una respuesta positiva (varillas cruzadas) o negativas (varillas separadas). También es posible utilizar una sola varilla metálica, pero su uso no es tan difundido.
 
Para iniciar la búsqueda con las varillas de metal, deben colocarse a la misma altura que la baqueta de madera (pecho medio) y alejadas del cuerpo. La orientación de las varillas será hacia el frente, con una separación aproximada de unos 20 cm entre ellas.
 
Desplázate por el espacio seleccionado, lentamente, y espera que las varillas se crucen o se muevan para indicarte la información solicitada. Sostén las varillas de forma recta, con firmeza, pero sin presionar.  
 
Recuerda que si quieres utilizar las varillas de madera o metal para encontrar objetos perdidos o conocer el flujo energético de un área, es indispensable que mantengas visualizada tu intención (o el objeto), durante el proceso y pidas a las varillas que te guíen a lo que buscas. 


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.