.
¿Conoces el uso de la copa menstrual?

¿Conoces el uso de la copa menstrual?

La copa menstrual es un dispositivo que se coloca dentro de la vagina, durante el período de menstruación, con el propósito de recolectar la sangre como si se tratará de un recipiente (no absorberla, como los tampones y compresas).

Una vez colectado el flujo, la copa menstrual debe ser retirada del área vaginal, vaciada en un drenaje (como el retrete) y lavada, para ser reinsertada (existen versiones desechables, pero las duraderas son las más populares).

El uso de este dispositivo ha cobrado vigencia en los últimos años; sin embargo, como invento, la copa menstrual es conocida desde la década de los 30, cuando inició su proceso de fabricación masiva.

Los materiales utilizados en la creación de la copa menstrual han ido evolucionando con el paso del tiempo (al igual que su diseño), con el propósito de ofrecer cada vez mayor comodidad a las usuarias.

Las versiones no desechables, con mayor índice de comercialización en la actualidad, están elaboradas de silicona médica (plástico quirúrgico). También pueden hallarse copas menstruales de látex, polietileno y otros.

Lee también:Pomba Gira: el poder feminino

Una copa menstrual para cada mujer


Además de encontrar modelos de copa menstrual confeccionados en distintos materiales, existen diferentes medidas y colores, diseñadas con la intención de dirigirse a un determinado sector de la población femenina.

Las tallas de la copa menstrual van desde la S hasta XL. Para determinar la medida que corresponde a cada usuaria, se toma en consideración la edad, la cantidad de flujo menstrual que produce, si ha tenido parejas sexuales o hijos.

En este sentido, es fundamental consultar con un profesional de la ginecología, para que te oriente sobre las marcas disponibles de copa menstrual, y cual se adapta mejor a las necesidades de tu cuerpo.

Existen imitaciones de mala calidad que pueden atentar contra la salud del aparato reproductor femenino, por lo que no dudes en pedir asesoría especializada, antes de decidirte por esta opción.

Uso de la copa menstrual


El diseño de la copa menstrual es sencillo: consta de un receptáculo superior y una pequeña base o agarrador, ambos elaborados en el mismo material, cuya textura es maleable, no porosa ni absorbente.

Como ya sabemos, la copa menstrual debe ser colocada dentro de la vagina. Para ello es necesario plegar con los dedos la parte superior del dispositivo, e introducirlo en el conducto vaginal.

Cuida que la base apunte hacia abajo. Con los dedos, empuja suavemente la copa menstrual de forma lateral (hacia el hueso púbico), no hacia arriba. El dispositivo debe abandonar los pliegues y comenzar a abrirse.

Empuja la copa en el interior del canal vaginal, hasta que no te genere incomodidad (el lugar varía según la anatomía de cada mujer). Una vez abierto, el dispositivo crea una especie de “cierre al vacío”.

Esto impide que la sangre menstrual caiga fuera del receptáculo. Para retirar la copa y vaciarla, tomas la base con los dedos y la aprietas suavemente, para terminar con la succión que ejerce en las paredes vaginales (cierre al vacío).

El procedimiento libera la copa menstrual y puedes retirarla tirando de la base con suavidad. Luego puedes proceder a vaciarla, lavarla y volver a reinsertarla. Cada vez que termine un ciclo menstrual, el dispositivo debe ser hervido en agua, secado y guardado hasta su próximo uso.

Ventajas y desventajas del uso de la copa menstrual


Ventages del uso de la copa menstrual

Entre las principales ventajas del uso de la copa menstrual, destacan:

Tiempo de vida

Aunque existen modelos desechables, la mayoría son reutilizables y pueden durar hasta 10 años.

Capacidad

Tiene mayor capacidad que las toallas (compresas) y tampones. Dependiendo de la cantidad de flujo menstrual de la usuaria, los tiempos de vaciado pueden variar de 4 a 12 horas.

No altera el PH vaginal

No segrega químicos adicionales

Amigable con el ambiente

Si bien es cierto que la copa menstrual es elaborada en material sintético, solo se utiliza una cada 10 años, por lo que se generan menos residuos.

Economía

Al ser reutilizable se minimizan los costos e inversión.

Permite tener una vida activa

Una vez el cuerpo se acostumbra al uso de la copa menstrual, puedes dormir, nadar y llevar tu vida normal con ella (importante: la copa no puede usarse durante el sexo).


Desventages del uso de la copa menstrual

Con respecto a las desventajas al usar la copa menstrual, algunas usuarias han manifestado dificultades al momento de escoger la talla del dispositivo, y la forma de colocarla correctamente; esto motivado a diferencias en la elasticidad el suelo pélvico, no relacionadas con la edad o actividad sexual.

Adicionalmente, el contacto con la sangre y los fluidos femeninos generan incomodidad en personas sensibles sobre el tema; puede ocasionar molestias al orinar o ser extraída; y no es considerada práctica de vaciar y reinsertar en baños públicos.

Además existe un componente de temor psicológico, relacionado con que la copa se mueva y pueda derramarse o introducirse muy profundo.


¿Y tú? ¿Te atreves a usar la copa menstrual o ya la has usado? Háblanos de tu experiencia en los comentarios.

Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.