.
Conoce el poder del tótem de animales místicos

Conoce el poder del tótem de animales místicos

Para la tradición chamánica, el Tótem representa el espíritu animal del individuo: una presencia mágica y misteriosa, cargada de profundo simbolismo, que forma parte de su personalidad y lo acompañará durante toda la vida.

Conectarse con el tótem es una de las prácticas más poderosas de la medicina chamánica, orientada a sanar al sujeto desde el interior, fortaleciendo su proceso de autoconocimiento e identificación.

El tótem puede estar asociado con un individuo, una familia, una tribu o una región. El tótem puede estar conectado con el ambiente donde vive el sujeto, o con el entorno cultural del mismo.

En ese sentido, cobran mayor interés los seres asociados a las antiguas leyendas, y que con el paso de los siglos se han constituido en animales místicos y los más poderosos guardianes espirituales.

Lee también: Invocando tu poder animal

Totém de animales místicos


El pez carpa

Ampliamente conocido por los representantes de la cultura asiática y los practicantes del Feng Shui, el pez carpa es uno de los animales místicos más respetados y reverenciados, a pesar de su origen humilde.

Una antigua leyenda refiere que el pez carpa nada contra la corriente, superando incluso cascadas, para llegar al nacimiento de la fuente de agua. Aquellas carpas que superan la prueba (no son todas), son convertidas en dragones.

El pez carpa simboliza la perseverancia, la superación y el éxito por encima de todos los obstáculos.

El elefante blanco

En el antiguo oriente, los elefantes eran considerados símbolos de la paciencia y la buena fortuna. En el entorno de los animales místicos, el elefante blanco representa la bondad, la prosperidad, el misterio y la fuerza.

Thunderbird

El thunderbird o pájaro del trueno es uno de los animales místicos vinculados con los nativos de América del Norte, quienes veneraban a esta ave como portadora de la lluvia y los truenos.

Algunas leyendas ancestrales refieren que el thunderbird podía tomar forma humana, y contraer nupcias con las mujeres de las tribus, por lo que muchas familias los cuentan como parte de sus ancestros.

El thunderbird era el mensajero del mundo de los espíritus de la naturaleza (divinidades indígenas) y se le reverenciaba como símbolo de valor, poder, inteligencia y fortaleza.

Ave fénix

Uno de los animales místicos más conocidos y respetados por el mundo, caracterizado por su plumaje de fuego, su exagerada longevidad y su capacidad de resurrección.

Se dice que el Fénix podía vivir mil años, al término de los cuales se arrojaba al fuego, resurgiendo de sus cenizas, vivo y rejuvenecido. El Fénix representa la capacidad de transformación, inmortalidad, esperanza y regeneración.

Dragón

Otro de los animales místicos por excelencia, asociado a innumerables culturas. De origen incierto, el dragón ha sido con frecuencia asociado al mal, pero también reconocido como símbolo del poder, la sabiduría, el valor, el mejoramiento espiritual y las riquezas.

La sirena

Consideradas seres sagrados en Asia, los antiguos griegos catalogaban a las sirenas como criaturas malignas. El totém de sirena confiere a su propietario los atributos de belleza, misterio y seducción.

Unicornio

Uno de los más hermosos animales místico. El unicornio era un majestuoso caballo blanco, con un cuerno en medio de la frente, que solo podía ser atraído por niños y jóvenes vírgenes.

El unicornio es símbolo de sanación espiritual, inocencia, pureza, justicia, paz, honradez, belleza interior e independencia.

Pegaso

Otro caballo místico, pero esta vez con portentosas alas. El mito más difundido señala que pegaso nació de la sangre caída, cuando Perseo cortó la cabeza de Medusa, con su espada.

Desde entonces, la figura de pegaso es asociada con la travesía de varios héroes, además de tener una constelación con su nombre. Como tótem, este animal místico representa la libertad, el amor por las aventuras, la independencia, los inicios y la inspiración.

Medusa

Medusa era una deidad, antes de la imposición de las culturas patriarcales, y se le consideraba la manifestación de la sabiduría femenina. Era la menor de las tres gorgonas y la única mortal.

Se dice que tenía la capacidad de transformar en piedra a todos aquellos que se atrevieran a mirarla de frente, un aviso contra los que intentaban arrebatarle el poder o conocer sus misterios.

A pesar de haber sido asesinada por Perseo, el tótem de Medusa sigue considerándose como una expresión de la fuerza del poder femenino, los ciclos de la vida, la muerte y la naturaleza, además de la creatividad.

El centauro

Como ser mitad caballo y mitad hombre, representa la constante lucha entre lo racional y lo irracional, la imposición de la mente sobre los instintos básicos.

Los centauros eran considerados una especie salvaje. Sin embargo, muchos de ellos sobresalieron en las artes de la astronomía, la astrología, la adivinación y la sanación.

Quirón, el centauro más famoso, es conocido en la astrología como el sanador herido, el punto de nuestra carta natal que muestra la herida ilusoria: lo que curamos en otros pero no en nosotros.

Como su nombre lo dice, se trata de una herida “ilusoria” (no real). El tótem del centauro nos ayuda a traspasar las barreras autoimpuestas, para conocernos mejor, sanar y vivir con independencia.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.