.
Tiradas del Tarot más populares ¡Descúbrelas!

Tiradas del Tarot más populares ¡Descúbrelas!

Cuando se habla de tiradas del Tarot se hace referencia a la forma de disponer las cartas (sobre una mesa o superficie plana), a la hora de realizar una lectura, después de mezclar el mazo de naipes.

A lo largo de los años, tarologos y especialistas en el tema han desarrollado distintas tiradas de Tarot, con la finalidad de facilitar el proceso interpretativo, partiendo de elementos claves.

Por ejemplo, algunas tiradas del Tarot están conectadas con el tiempo (presente, pasado y posible futuro), otras ofrecen un vistazo a la situación general, y también existen las que se refieren a temas específicos.

En el Tarot, hablamos de resultado o futuro posible (en ocasiones se hace alusión a energías disponibles, como en la astrología), esto se debe a que los eventos porvenir no se consideran elementos estáticos.

El futuro puede cambiar de acuerdo con las decisiones que tomamos. Al observar las tiradas del Tarot, notarás que siguen una determinada línea de acción por lo que, si modificas las causas, el efecto no será el mismo.

Si bien es cierto que existen hechos puntuales que debemos afrontar en nuestro camino a la evolución (lo que puede llamarse destino), será nuestra decisión cuándo lo haremos y cómo se asumirá la experiencia.

Lee también Tarot 2018, previsiones para todos los signos

¿Cuáles son las tiradas del Tarot más populares?


Tiradas del Tarot
Como fue referido, existen incontables sistemas o tiradas del Tarot diseñadas por especialistas, con fines interpretativos. A continuación, se detallan algunas de las más populares, que podrás poner en práctica o reconocer durante la próxima sesión.

Tirada de una sola carta

Este método es empleado para obtener un consejo rápido, sobre una situación que ocurre en el presente. Para realizarla, basta con extraer una sola carta del mazo (previamente mezclado). Pueden utilizarse arcanos mayores o menores, pero los mayores ofrecen una visión más profunda.

Tirada de dos cartas

Al igual que la tirada de una sola carta, este sistema es para obtener información sobre un evento presente (un problema), pero en esta oportunidad se busca conocer el bloqueo que impide el resultado esperado.

Para ejecutar esta tirada, se extraen dos cartas del mazo (previamente mezclado). La primera se ubica en vertical sobre la mesa o superficie, y la segunda en horizontal (cruzándose sobre la primera carta).

La primera carta representa la situación o problema, y la segunda el obstáculo. Cabe destacar que una vez conoces el bloqueo, puedes transformarlo en un aliado a tu favor.

Por ejemplo, si tenemos como primer naipe El Sol (éxito), y como obstáculo La Torre (desorganización, lo inesperado), podemos interpretar que el desorden y el miedo al futuro impiden disfrutar el presente, y por lo tanto es posible revertir la situación, implementando una mejor administración de los recursos.

Otra lectura puede indicarnos que lo que se ve como una catástrofe (un despido, una ruptura o separación), al final será el elemento que conduzca al verdadero camino (depende del contexto en el que se realice la pregunta). Para esta tirada se recomienda utilizar los Arcanos Mayores.

Tirada de las tres cartas

Junto con la cruz celtica, ésta es una de las tiradas del Tarot más conocidas. Consiste en extraer tres cartas del mazo (previamente mezclado), que se disponen frente al interprete en orden de extracción.

La primera carta se refiere al pasado (lo hechos que llevaron a la situación), la segunda al momento presente, y la tercera al resultado posible (si se mantiene la misma línea de acción).

Esta tirada también es muy popular para evaluar una relación amorosa, pero en ese caso la primera carta extraída (que representará al hombre) se colocará a la derecha del interprete.

El segundo naipe (símbolo de la mujer) se situará a la izquierda, y el último en el centro. Esta tercera carta hablará de las energías combinadas de los integrantes de la pareja, y la dinámica de la relación (utiliza los arcanos mayores).

Tirada del Sí o el No

Existen muchas variantes de este sistema. Las más populares utilizan tres y cinco cartas, extraídas de los Arcanos Mayores.

En la primera alternativa, se sacan tres cartas del mazo (previamente mezclado), con los ojos cerrados. Luego se disponen las cartas, frente al interprete.

Si los naipes están todos al derecho, la respuesta es un Sí rotundo; si dos están al derecho, y un tercero se presenta al contrario, es Sí, pero con obstáculos, y no todo lo rápido que se espera.

De la misma forma, tres cartas invertidas representan un No absoluto. Dos naipes al contrario y una al derecho, es un No, pero que no se mantendrá en el tiempo (las circunstancias cambiarán).

La segunda alternativa para la lectura del Sí y el No, consiste en extraer cinco cartas del mazo, que se dispondrán de derecha a izquierda.

Los dos primeros naipes indican el pasado (reciente), la carta central el presente, y las dos restantes el futuro (o desenvolvimiento de la situación).

Posteriormente, se procede a contar las cartas, utilizando uno de los secretos del Tarot: las barajas de vibraciones positivas y las de contraste.

  • Las cartas de vibraciones positivas son: el Mago, la Sacerdotisa, la Emperatriz, el Emperador, el Papa, los Enamorados, el Carro, la Justicia, la Fuerza, la Rueda de la Fortuna, la Templanza, la Estrella, el Sol, el Juicio y el Mundo.
  • Los naipes de contraste son: la Muerte, la Luna, la Torre, el Ermitaño, el Diablo, el Loco, y el Colgado (la información puede variar de acuerdo a las enseñanzas recibidas por el tarologo).

Partiendo de esta distribución, cada carta vale un punto (positivo o negativo), a excepción de la baraja central que cuenta como 2. La mayoría de puntos positivos indica Sí, y los negativos No.

Por ejemplo, si el Mago y la Emperatriz están a la derecha (suman 2 puntos positivos), la Muerte en el centro (suma 2 puntos negativos), y la Estrella y el Mundo a la izquierda (suman 2 puntos positivos), la respuesta es Sí.

Este tipo de tirada brinda la oportunidad de profundizar en el entorno que rodea el asunto consultado, y aconsejar al consultante, mediante la interpretación de las cartas extraídas (no simplemente quedarse con un Sí o un No).

Tirada de las cinco cartas en cruz

Esta tirada, también emplea los Arcanos Mayores y se utiliza para consultar temas concretos, que requieren una respuesta rápida, ya que la situación no se mantendrá en el tiempo.

Se extraen cinco cartas del mazo (previamente mezclado), y se disponen en forma de cruz frente al interprete. La carta número 1 se ubicará en el brazo izquierdo de la figura y representará las condiciones favorables.

El segundo naipe estará en el lado derecho, indicando los elementos en contra de la propuesta o situación. La carta 3 se colocará en el eje inferior (abajo), y reflejará los antecedentes del caso.

La baraja número 4 estará situada en el eje superior (arriba), y tendrá como objetivo presentar el resultado inmediato de las acciones; finalmente la última carta (5) se localizará en el centro, y ofrecerá un resumen completo de la situación.

Tirada de los tres siete

Esta es una de las tiradas de Tarot más sencillas, en cuanto a la disposición de las cartas, aunque su interpretación requiere un profundo grado de conocimiento de las barajas (utiliza Arcanos Mayores y Menores, o solo Mayores).

Después de mezclar el mazo, se deben extraer 21 cartas, que se colocaran en tres filas de siete cartas cada una. La primera fila habla del pasado del consultante, la segunda del presente, y la tercera del futuro probable.

Algunos tarotistas prefieren realizar la lectura de derecha a izquierda; sin embargo, no es un requisito indispensable para la interpretación o para emplear este tipo de tirada.

Tirada de la cruz celta

Quizás una de las más populares tiradas del Tarot, pero también una de las más complicadas, debido al número de elementos que envuelve (11 cartas en total con diferentes ubicaciones).

Para realizar la tirada de la cruz celta o céltica, se necesitará tomar un significador, es decir una carta que represente al consultante. Generalmente, son elegidas entre las barajas de la corte (sota/valet, caballo, reina, rey) o partir del arcano personal, obtenido por la sumatoria de los números de la fecha de nacimiento, reducidos a una cifra entre 1 y 22 (Arcanos Mayores).

Primero se coloca el significador (representación del consultante) cara arriba, en el centro de la mesa o superficie de trabajo. Después se procede a mezclar las cartas y se extraen diez naipes.

  • El primero se coloca sobre el significador (señala la situación actual); el segundo se cruza sobre la primera carta (las condiciones a favor o en contra, dependiendo si es una carta positiva o de contraste).
  • La tercera carta se sitúa en la vertical, por encima de las cartas centrales (Ojo: arriba, no tapando las cartas ya colocadas), y hace referencia al plano mental, los objetivos que se quieren lograr y el futuro inmediato de esta disposición.
  • El cuarto naipe se ubica en la vertical, por debajo de las cartas centrales (abajo, no tapando las cartas ya colocadas), y apunta a los hechos del pasado (inmediato), que provocaron la situación.
  • La quinta carta se coloca a la derecha de las cartas centrales. Este elemento muestra la situación actual, no desde una perspectiva estática, sino como un proceso en constante cambio y transformación.
  • La sexta baraja estará ubicada del lado izquierdo de las cartas centrales, y mostrará lo que se puede esperar en el futuro. Los naipes 7, 8, 9 10, se colocan a la derecha de la carta 5, en orden ascendente.
  • La carta 7 expresa la actitud del consultante con respecto a los acontecimientos; la 8 el entorno cercano (cómo afecta a otros); la 9 los temores ocultos; y la 10 es un resumen de todas las energías disponibles (posible resultado).

Si la información aportada por la décima carta es confusa, puede repetirse la tirada, pero utilizando este naipe (el 10) como significador (carta central principal). La tirada de la cruz celta utiliza Arcanos Mayores y Menores.

Nota: el procedimiento de extracción y ubicación de las cartas (las tiradas del Tarot), al igual que el número de naipes utilizados, puede variar entre tarologos o especialistas en el tema. El Tarot es un camino personal y su uso e interpretación está íntimamente ligada al practicante.


También te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices