.
Thot, el Dios de la sabiduría

Thot, el Dios de la sabiduría

Thot es el Dios egipcio de la sabiduría y de los hechizos.  Esta deidad tiene cabeza de ave o la denominada Ibis y es tomada con el Dios de la sabiduría. De hecho, tiene autoridad sobre el resto de los dioses. Todas las palabras, al igual que el lenguaje, también les pertenecen.

El Dios Thot también estableció el primer calendario. De hecho, el primer mes del año lleva su nombre. Otra de sus funciones es la de escribano que llevaba cuenta de todos los hechos en una sala denominada de las verdades. Es quien registra pero también se convierte en juez.

El instrumento conocido como Lira también estaba relacionado como el Dios Thot.

Aunque se le veneraba en Hermópolis, se dice que un dios originario de la zona del Delta.

Lee también: Shiva - Dios de la destrucción y del cambio

Características del Dios Thot


Thot es un Dios con características de líder, capaz de dirigir a los demás con la capacidad de exhortar a las personas a tomar determinada decisión. También vela por la correcta distribución de los impuestos y la autenticidad de todos los documentos.

Se dice que fue el responsable de las ceremonias en la que los muertos se transformaban en espíritus, conocimiento que sólo era del dominio de los sacerdotes.

Anotaba, con la ayuda de Seshat, los años de reinado de cada faraón, por lo que también era conocido como el Señor de los tiempos.


Culto a Thot


Al Dios Thot se le rendía culto en Hermópolis. Es uno de los dioses más antiguos de la mitología egipcia. Interviene en los rituales mágicos y asiste al Dios Horus en su propia infancia.

Thot extrajo el veneno de la picadura del escorpión para colocarlo en el ojo que el Dios Horus perdió en combate con el hermano.

Por tal motivo, las medicinas eran vistas como la “saliva de Thot”.
  • Era conocido por aspectos propios como el Dios Lunar, por lo que representa al mes completo.
  • Era relacionado por los griegos con el Dios Hermes por las características que le son comunes.
  • También es conocido como el “Tres veces grandes”.
 

Menciones al Dios Thot


Oh, tú, que traes el agua de lugar alejado, 
ven a mí,
pues yo soy de los que se amparan en el silencio.
Oh, Thot,
dulce fuente para quien se pierde en el desierto,
manantial sellado para el orgulloso,
caudal inagotable para el silencioso.
El sabio llega con sencillez
y encuentra la gente a su paso.



Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes