.
Terapia con gatos para mejorar la autoestima

Terapia con gatos para mejorar la autoestima

En el mundo de las terapias alternativas es común que los animales jueguen un papel importante. En esta oportunidad, hablamos de la terapia con gatos.

La terapia con gatos parece especialmente indicada para personas que sufren de algún trastorno mental o que cuentan con un nivel de autoestima muy bajo.

Los primeros datos que se tienen de la existencia de esta especie felina la ubican en el Egipto del año 3000 aC. Se considera que ya en ese momento se les otorgaba cierta divinidad siendo el fiel compañero de adivinos, magos y curanderos.

Con el tiempo fue convirtiéndose en un buen compañero del  hogar por su instinto cazador de animales que podían propagar enfermedades como los roedores.

Lee también: Soñar con gatos: afine los sentidos

¿Cómo mejora mi vida conviviendo con gatos?


Según la terapia con gatos, estos pequeños animales reducen el estrés, la ansiedad y la presión arterial.

Según el estudio realizado por la doctora Karen Allen en la Universidad de Nueva York, las personas que tenían animales de compañía en casa (tales como gatos o perros) reducían de forma considerable el nivel de estrés.

Por tanto, el hecho de adoptar un gato, compartir con él tu espacio y cuidar de él puede ser inmensamente beneficioso para tu salud.

Otro estudio realizado por la Universidad de Minessota cuya tesis partía de que los gatos podían mejorar la salud cardiaca, investigó a 4000 voluntarios, algunos de ellos con gatos y otros no.

Las conclusiones del estudio revelaban que las personas que habían elegido a los felinos como animales domésticos tenían un 30% menos de posibilidades de morir de un infarto.

Los gatos, los perfectos acompañantes

Terapia con gatos, los perfectos acompañantes

Cuando nos planteamos tener animales en casa siempre surgen las mismas dudas ¿Podré prestarle atención? ¿Será demasiada responsabilidad?

Si quieres someterte a la terapia con gatos mediante la adopción de uno tus dudas pueden resolverse fácilmente.

Los gatos son animales silenciosos, independientes y extremadamente limpios con su espacio. Por tanto no necesitarán de muchos cuidados aunque sí de seguimiento, desparasitación y, sobre todo, de amor.

Beneficios de la terapia con gatos

  • Potencia el sentimiento de empatía.
  • El contacto físico ayuda a desarrollar el crecimiento personal y emocional. Por ello los gatos son unos grandes aliados con niños que poseen problemas de autoestima o con personas que viven recluidas por alguna razón, como son los ancianos que viven en centros geriátricos.
  • Se considera que su ronroneo, el sonido típico que emiten, aporta seguridad, confianza y calma.
  • La terapia con gatos aporta datos significativos en enfermedades como el Alzheimer o autismo.

Te puede interesar: