.
Técnicas para ver el aura y apreciar el campo energético

Técnicas para ver el aura y apreciar el campo energético

El aura es el campo energético que rodea las personas.  Para poder apreciar correctamente su significado, existen algunas técnicas para ver el aura que requieren tan sólo de un poco de práctica, pero sobre todo de concentración e interiorización de todas las emociones y sentimientos.

Resulta importante el conocer cómo es el aura de un individuo para comprender cómo es su contexto espiritual y cómo es la energía que de ella emana.

Existen en el mercado cámaras especiales que pueden registrar la apariencia del aura, sin embargo con un poco de práctica y concentración, se puede ser capaz de apreciarla.

En la mayoría de los casos, en la primera sesión no puede verse el aura, pero con entrenamiento y algunas recomendaciones, pronto puede  perfeccionarse la técnica.

Lee también: ¿Cómo ver y sentir el aura?

Técnicas para ver el aura: etapa de relajación y concentración


Técnicas para ver el aura: etapa de relajación y concentración

Este estado es fundamental para alcanzar la tranquilidad interior necesaria para poder ver más allá de nuestros ojos y de lo aparente. Lo ideal es procurar una posición de relajación, sentados en una silla, por ejemplo.

La respiración, forma parte de las técnicas para ver el aura. Se trata de liberar cualquier tipo de tensión o preocupación, respirar profundamente por lo menos en tres ocasiones.

Cerrar los ojos para obtener mayor concentración y sentir como si una energía recorriera todo el cuerpo desde la planta de los pies y hasta la cabeza. Con cada respiración, la energía fluirá como si proviniera de la propia tierra.

Identificación del aura


Una vez  que se logra un punto de descanso perfecto, es necesario situarse frente a una pared blanca, preferiblemente que no esté bajo los rayos del sol o de luz artificial de cualquier tipo. Se habla, incluso, de sentir el aura antes de poder verla.

Las palmas de las manos se separan entre sí frente a nuestros ojos, a unos 30 centímetros. Sin ningún tipo de presión, comenzará a sentirse una calidez entre las manos, es en ese momento cuando se acercan las manos a unos 20 centímetros y luego a 10 y 5 centímetros. No se debe forzar la vista, sino dejar fluir las energías.

Luego de un rato de tener la mirada fija y la atención totalmente centrada en ese pequeño espacio entre ambas manos, comenzará a observarse un brillo, se trata del aura.

También puede realizarse el mismo ejercicio con una mano, colocando el brazo extendido y el dorso de la mano en dirección al cuerpo. Es en ese espacio ubicado entre los dedos, que podrá identificarse el aura.

Superado este paso, se coloca frente a un espejo y se realiza la misma técnica para ver el aura, pero esta vez tratando de observar el aura por encima de la cabeza.

Muchas veces, en los primeros intentos no se obtienen resultados. Sólo la, práctica y la paciencia permiten alcanzar la perfección.

Posteriormente, se intenta ver el aura en otras personas. Preferiblemente se coloca a la persona frente a una pared de color blanco, sin ningún tipo de iluminación o decoración.

Pueden observarse diversos colores con significados específicos:

  • Rojo: denota los sentimientos más profundos y las pasiones más auténticas.
  • Naranja: es considerado como el color de la transición.
  • Amarillo: significa la concentración mental.
  • Verde: prosperidad y éxito.
  • Azul: implica poderes psíquicos.
  • Violeta: corresponde a seres muy elevados espiritualmente.
  • Blanco: perfección espiritual.
  • Oro: energías guías.
  • Plata: significada que se poseen cualidades protectoras.
  • Rosa: tranquilidad y modestia.
  • Negro: ausencia de color, problemas espirituales y de salud.
  • Gris: habla de depresión e ira.

 

Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior. Habla con nosostros en m.me/wemystices