.
Usos de la baraja española en el tarot

Usos de la baraja española en el tarot

​La baraja española tiene un número de 40, 48 o 50 naipes, dependiendo del juego o el uso que se le quiera dar. Como muchos otros juegos, tiene su origen en China, y no sería hasta 1375 que sería importada a Europa.

Una vez en el continente el diseño se cambiaron los símbolos orientales por unos que visualmente resultaban más cercanos. Las figuras representadas en las cartas son de inspiración medieval y sus palos representan a los estamentos más importantes de la época: los comerciantes (oros), el clero (copas), la nobleza (espadas) y los siervos (bastos).

Lee también: 2 Usos poco comunes para el Tarot

Tarot con la baraja española


La interpretación del tarot en la baraja española no se reduce a una lectura carta por carta, sino más bien a su conjunto al consultar un tema. Cada palo de los naipes se asocian con un aspecto de la vida.


Baraja española: los oros

Se relacionan con el dinero, lo intelectual y la juventud. Representa a personas que tengan su signo de tierra. Siempre que aparezcan los oros en una tirada nos estarán hablando de temas relacionados con el dinero, la suerte y la felicidad.


Baraja española: las copas

Generalmente se asocian con el amor, la creatividad. Representa a personas que tengan su signo de agua.
 

Baraja española: los bastos

Suele asociarse con los proyectos personales y metas profesionales, generalmente representa a personas que tengan su signo de fuego.
 

Baraja española: las espadas

Su aparición se relaciona con temas de salud, pero también con la infancia. Los signos asociados son los de aire. Suele aportar una lectura sobre el estado anímico, los conflictos, los malos entendidos y los obstáculos.

Si las cartas se leen al derecho su interpretación es distinta que si se leen al revés. Así por ejemplo, si la lectura del as de oros al derecho siempre es positiva, al revés puede interpretarse con problemas económicos o laborales.


Diseño de la baraja española


En 1868, Heraclio Fournier, un impresor burgalés de origen francés presentó su baraja litografiada y su diseño fue premiado en la Exposición Universal de París.

En España se utilizan tres estilos: el de Cádiz, el catalán y el castellano, cuya única variación se encuentra en el diseño de las mismas.

Peculiaridades de la baraja española


La baraja española es única en el mundo debido a la ausencia de figuras femeninas. Durante algún tiempo se asoció a la sota, por su aspecto afeminado, con una representación de la mujer.Sin embargo, se trata de un paje que simboliza a un mensajero o criado.

Otra curiosidad es que mientras que los caballos de copas y oros suelen mirar a la izquierda, los de bastos y espadas lo hacen hacia la derecha.




Te puede interesar:

Ana Ana

Periodista y fotógrafa. Curiosa e inquieta, interesada en todo lo que supongo aprender cosas nuevas.

 
Artículos más recientes