.
Tai Chi: mueve tu cuerpo y ejercita tu mente

Tai Chi: mueve tu cuerpo y ejercita tu mente

El día a día, la monotonía y la rutina son elementos que están estrechamente relacionados con el estrés. Disciplinas como el Tai Chi están destinadas a mitigar los efectos que provocan en nuestro cuerpo y mente un exceso de cansancio y el sedentarismo.

Las actividades al aire libre realizadas de forma individual o en grupo son el mejor remedio para poner fin a esa sensación de no llegar a todo. La ansiedad es, en ocasiones, un estado transitorio provocado por la sobrecarga de tareas en el trabajo o en casa.

Además de la parte física, la meditación ayuda a relajar el cuerpo y a oxigenar la mente. El Tai Chi, junto con el yoga, son las técnicas orientales más extendidas a lo largo y ancho de la tierra y tiene sentido ya que son las actividades ideales y adecuadas para trabajar cuerpo y mente.

Lee también: ¿Practicas la meditación en movimiento?

Origen y fundamentos


Tai Chi

El origen del Tai Chi es difuso. Existen numerosas corrientes que se atribuyen el descubrimiento de esta técnica oriental.

Algunas están orientadas a leyendas y otras muchas contienen elementos históricos, pero de ninguna de todas esas fábulas se atribuye con certeza el origen del Tai Chi.

Una de las leyendas más extendidas es que hace cientos de años Zhang Sang Feng, un monje taoísta, vio como peleaban una grulla y una serpiente.

A pesar de los múltiples intentos, la grulla no fue capaz de clavar su pico en la serpiente, ya que el reptil la esquivaba. De estos rápidos y elegantes movimientos de la serpiente nació el T’ai-Chi-Ch’uan.

Aunque el origen del Tai Chi es, por tanto, una mezcla de mito, leyenda y realidad. Lo que sí es cierto es que las continuas guerras del momento propiciaron el aprendizaje de las artes marciales.

Precisamente Chén Wáng Tíng, comandante del distrito de Wenxian fue el creador de un nuevo estilo de combate basado en “someter los movimientos vigorosos con movimientos suaves”.

Según esta premisa el Tai Chi se basa en los siguientes principios:

  • Usar la calma contra la excitación.
  • Usar la suavidad contra la dureza.
  • Usar lentitud contra rapidez.
  • Una técnica puede enfrentase a muchas.

El Tai Chi está vinculado directamente relacionado, entre otros, con el Yin y el Yang y con el Chi (Qi), y con sus aplicaciones terapéuticas, así como con diferentes aspectos de la medicina tradicional china.

Según esta corriente, todo ser vivo ya sea planta, animal o persona posee su propia energía o Chi la cual tiene que estar siempre en equilibrio. Existen diferentes técnicas para trabajar la energía y conseguir el equilibrio entre el cuerpo y la mente.

El Tai Chi es precisamente el tándem perfecto ya que combina a la perfección la meditación con ejercicios físico.

Tai Chi y Yoga – principales diferencias 


tai chi

Aunque puedan parecer lo mismo, conviene señalar las diferencias entre el Yoga y el Tai Chi. El Tai Chi:

  • es un arte marcial, su origen se sitúa en China allá por el año 1.300.
  • está diseñado para trabajar músculos y articulaciones en base a un método de impacto leve y bajo.
  • las posturas son de pie. Los pies se utilizan para dar pasos y transportar el cuerpo mientras que los brazos se mueven lentamente y acompañan el movimiento.
  • el movimiento proviene del abdomen y la espalda y no de los hombros o brazos, la parte externa del cuerpo sólo acompaña a movimiento.
  • es la técnica por excelencia de relajación y concentración.
  • ayuda a estirar y reforzar las articulaciones y es altamente recomendable para las personas que sufren de artritis.

Mantener el estrés a raya y aumentar la resistencia y la energía son sólo algunos de los beneficios de practicar Tai Chi de forma habitual. Y lo mejor es que se puede practicar a cualquier edad.

A diferencia del Tai Chi, el Yoga:

  • es una práctica originaria de la India
  • se practica coordinando la respiración con el ejercicio
  • practicado con regularidad mejora tanto la salud física como la menta
  • incluye diferentes posiciones o posturas en el suelo, sentado o de pie.

Como vimos anteriormente, el Tai Chi es una técnica que puede practicar cualquier persona a cualquier edad, sin embargo, el Yoga es una disciplina en la que hay posturas y posiciones que resultan complicadas para personas de edad avanzada.

Gracias a Internet y a las nuevas tecnologías es cada vez más sencillo acceder a tutoriales y a guías que cuentan paso a paso cómo realizar Tai Chi.

Puedes realizar un primer acercamiento a la actividad revisando toda la documentación que hay en la red sobre este arte marcial, aunque lo más recomendable si quieres practicar Tai Chi de manera segura sin lesionarte o sin realizar mal los movimientos es acudir a un centro en el que impartan esta disciplina.


Te puede interesar: