.
¿Quién puede ser víctima del Mal de Ojo?- Reconoce los síntomas del Mal de Ojo

¿Quién puede ser víctima del Mal de Ojo?- Reconoce los síntomas del Mal de Ojo

El Mal de Ojo o aojamiento es un padecimiento de origen espiritual, que ha acompañado a la humanidad por siglos, tal como ha sido registrado por distintas culturas alrededor del mundo. En este artículo vamos a enumerar los síntomas del Mal de Ojo.

El Principio de la Polaridad, documentado en el célebre documento hermético “El Kybalion”, expresa que:

“Todo es dual; todo tiene polos; todo tiene su par de opuestos; semejante y desemejante son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado: los extremos se encuentran; todas las verdades no son sino medias verdades; todas las paradojas pueden ser reconciliadas”.

Esta ley universal es aplicable a todo lo conocido, incluyendo la energía que proyectan y atraen los seres humanos.

Como individuos físicos, con una naturaleza espiritual, las personas pueden vibrar a distintos niveles, atrayendo y proyectando energías positivas y negativas.

Una de las manifestaciones más conocidas de proyectar la energía negativa es el Mal de Ojo, que responde a la exteriorización de sentimientos de bajo nivel, principalmente inseguridad, odio, celos, rabia, frustración y envidia.

Lee también: 3 Métodos prácticos para detectar el Aojamiento

¿Quién puede ser víctima del Mal de Ojo?


Síntomas de Mal de Ojo: ¿Quién puede ser víctima del Mal de Ojo?

Antiguamente, los tejedores de alfombras orientales dejaban siempre un  pequeño error en sus creaciones, tanto como trampa para los demonios, como para capturar el Mal de Ojo atraído por la perfección de la obra.

Asimismo, en China se decía que los hijos varones eran víctimas propicias para el Mal de Ojo, por lo que las madres (al cargar sus bebés cubiertos en la calle) solían decir “que bonita niña tengo”, a fin de alejar la atención indeseada.

Como es posible notar, el Mal de Ojo puede afectar personas (de todas las edades, sexo, religión o condición social), animales y objetos, cargándolos de energía negativa y malestar.

No todas las personas poseen la facultad de “echar Mal de Ojo” o “aojar”, incluso hay individuos que ni siquiera saben que pueden hacerlo; sin embargo, esto no reduce la magnitud de los daños que pueden causar.

Los síntomas del Mal de Ojo


Síntomas del Mal de Ojo

Los síntomas del Mal de Ojo suelen ser algo genéricos y fáciles de confundir con dolencias de otro tipo, no obstante, es posible y recomendable  acompañar los tratamientos de medicina tradicional y alternativa, con prácticas positivas que limpien y rechacen el Mal de Ojo.

En los niños, el Mal de Ojo puede ser “echado” sobre su persona o llegar a él a través de objetos como juguetes y ropa. Los signos más conocidos de la presencia del Mal de Ojo en los infantes, son:

  • Llanto constante, sin parar y sin  motivo
  • Inapetencia, no desean alimentarse
  • Insomnio
  • Vómito frecuente
  • Diarrea
  • Alergias y enfermedades de la piel

Mientras que en los adultos, los síntomas del Mal de Ojo más destacados comprenden:

  • Insomnio o mal dormir (pesadillas recurrentes y sobresaltos)
  • Opresión en la zona del pecho, dolor en espalda, cabeza y estómago.
  • Calambres en las piernas
  • Contracción de la garganta, sobretodo en horas de la tarde – noche
  • Estados de nerviosismo, paranoia y pánico, sin razón aparente
  • Decaimiento, tristeza y depresión
  • Falta de vitalidad
  • Mareos, náuseas, vértigo
  • Confusión del pensamiento, pérdida de memoria y concentración, alucinaciones
  • Anulación del deseo sexual

 

Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.