.
Amuletos poderosos: el símbolo Fu del Feng Shui

Amuletos poderosos: el símbolo Fu del Feng Shui

Instalar una imagen del símbolo Fu, para atraer las bendiciones de la fortuna hacia el hogar, es una de las milenarias tradiciones esotéricas del pueblo chino, que se mantienen vigentes en la actualidad, gracias a la difusión del arte del Feng Shui.

El símbolo Fu es un carácter (signo de escritura) constituido por trece trazos independientes, que son agrupados para formar el ideograma (figura que representa un concepto).

Originalmente, el símbolo Fu era traducido como “fortuna” o “buena suerte”; sin embargo, con el paso de los años está definición adquirió un rango más amplio, abarcando los conceptos de felicidad, prosperidad, éxito y riqueza.

De acuerdo con la tradición, el símbolo Fu era colocado en la entrada del hogar, como parte de las celebraciones del año nuevo chino, de esta manera se auguraba la entrada de buena fortuna al hogar, en el próximo período.

En las representaciones del símbolo Fu, el carácter es dibujado con color dorado o negro sobre un fondo rojo. La superficie (el fondo) sobre la que se plasma el diseño puede tener figura de rombo (la más común), cuadrado o círculo.

Aunque generalmente el símbolo Fu es presentado solo (individual), es frecuente observar imágenes donde el ideograma está acompañado por cuatro murciélagos, señalando la dirección de los puntos cardinales.

Estos pequeños animales simbolizan la felicidad y la buena suerte para el pueblo chino, por lo que su presencia en el dibujo se considera auspiciosa; además la palabra murciélago tiene similitud fonética con el carácter Fu, en el idioma asiático.

¿Cómo utilizar el símbolo Fu?


¿Cómo utilizar el símbolo Fu?

Un antiguo refrán oriental sostiene que hay más de cien formas de diseñar el símbolo Fu, por lo que la prosperidad y la felicidad tienen más cien formas de llegar hasta el individuo.

Los maestros del Feng Shui señalan que este amuleto puede colocarse al derecho o al revés (de cabeza). En el primer caso, el símbolo es interpretado como un activador de prosperidad y felicidad (la buena fortuna viene).

Al posicionarlo de cabeza, la intención es manifestar que las bendiciones de la fortuna (abundancia, alegría), ya se encuentran presentes en el hogar y son disfrutadas por la familia receptora.

La tradición indica que el símbolo Fu era colocado como parte de las celebraciones del año nuevo chino, no obstante, los especialistas modernos del Feng Shui sugieren que puede hacerse en cualquier momento que se requiera.

La ubicación recomendada para el talismán es en la parte superior de la entrada principal, bien sea sobre la puerta en sí o arriba del marco. La imagen debe observar hacia el exterior del hogar.

Algunos practicantes del Feng Shui acostumbran situar el amuleto a un lado del espejo en la habitación, para contagiarse de su energía positiva al momento de ajustar su vestuario.

Otra forma de emplearlo, es colocándolo dentro de la cartera (monedero/ billetera), solo o en compañía de tres monedas chinas enlazadas por un cinta roja, lo que constituye un potente activador de riqueza.

Una locación diferente, y menos común para este símbolo, es la puerta de entrada del negocio u oficina, no obstante, la mayoría de los maestros del Feng Shui prefieren ubicarlo en el hogar o la cartera.

Es posible encontrar ejemplares del símbolo Fu, en tiendas (físicas y virtuales) especializadas en artículos del Feng Shui o cultura asiática. Igualmente, puedes dibujarlo por ti misma, a partir de patrones descargables de internet.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices