.
La Rueda de la Fortuna - Significado de las cartas del Tarot

La Rueda de la Fortuna - Significado de las cartas del Tarot

Para René Guénon la Rueda de la Fortuna es un símbolo de origen celta y señala su parentesco con las flores emblemáticas (rosa en Occidente, loto en Oriente), con las rosetas de las catedrales góticas y, en general, con los mandalas.

En el taoísmo aparece como metáfora del proceso ascendente-descendiente (evolución e involución, progreso espiritual y regresión).

Lee también: Arcanos del Tarot, significados en la predicción

La Rueda de la Fortuna: orígenes e historia


la rueda de la fortuna

Una de las alegorías más antiguas y populares es la imagen que reproduce el Arcano X, La Rueda de la Fortuna,  es un poco extraña para observador contemporáneo.

Esto se debe al hecho de que en los últimos siglos la iconografía del tema se ha vuelto puramente verbal: cualquiera entiende el concepto de “rueda del destino”, pero difícilmente se hace de ella una representación visual.

Desde la Antigüedad Clásica, sin embargo, hasta el Renacimiento, sucedía lo contrario.

En varios textos romanos se representa al Destino como una mujer ciega, loca e insensible, que atraviesa la multitud caminando sobre una piedra redonda (para simbolizar su inestabilidad). La rueda aparece con frecuencia en los sarcófagos, como evidente alusión al carácter cíclico de la vida.

Hasta el final del primer milenio no se encuentran otros ejemplos valiosos sobre el tema, pero después de algunos siglos resurge con total esplendor.

Es en su plenitud iconográfica que se reencuentra a mediados del siglo XIII en rosetas de varias catedrales góticas (Amiens, Trento, Lausanne) y de numerosas iglesias, pequeñas figuras, representando los momentos y estados de la vida, que suben y descienden por los rayos de una rueda.

Un ejemplo muy antiguo puede ser visto en el Hortus deliciarum, de Herrade de Landsberg, abadesa del claustro de Santa Odia (Estrasburgo), muerta en 1195. En esta imagen completa, como en muchas posteriores, cuatro personajes que aparecen representados como reyes, son movidos o manejados por el Destino o la Fortuna en persona.

Las leyendas que acompañan a los personajes no dejan duda sobre el significado de la alegoría:

Spes, regnabo (esperanza, reinará), dice el rey ascendente de la izquierda; Gaudium, regno! (¡Alegría, reino!), exclamación que se encuentra sobre la plataforma superior; Timor, regnavi … (Temor, reina …) murmura el de la derecha, que desciende de cabeza hacia abajo; Mientras que el cuarto, que fue arrojado de la rueda y yace en la tierra, acepta la evidencia de su condición: Dolor, sum sine regno (Dolor, estoy sin reino).

Es evidente que, en una lectura alegórica, los cuatro personajes pueden ser uno, sometido a las variaciones del destino.

Para Oswald Wirth el simbolismo de este personaje (cuatro en uno) se refiere también a las fases de la luna y a las edades del hombre (infancia, juventud, madurez, vejez).

La sustitución de los reyes por animales o monstruos es un poco más tardía (siglo XIV, o final del XIII), pero la idea que simboliza La Rueda de la Fortuna, es ciertamente más antigua que la civilización occidental.

La Rueda de la Fortuna en el Tarot de Marseille-Camoin


la rueda de la fortuna

Sobre el aro de una rueda de seis rayos, suspendida en el aire por un soporte, se sostienen tres animales extraños. El fondo es blanco. El suelo está cortado por listas negras. La rueda se apoya sobre dos pies o soportes paralelos. El de la izquierda no llega al eje.

Del centro de la rueda salen seis rayos, azules hasta menos de la mitad y luego blancos, que se fijan en la parte interna del aro, dos de ellos forman ángulo recto con el suelo, los otros cuatro representan una X (o el diez romano, número de la carta, o una cruz de San Andrés).

A la derecha, un animal entre perro y liebre (con patas traseras que no coinciden con esos animales) parece subir por la rueda. A la izquierda, una especie de mono desciende de cabeza hacia abajo.

En la parte superior, una plataforma soporta una figura que puede ser vista como una esfinge coronada, tres de sus patas reposan sobre la base, mientras que la pata delantera izquierda empuña una espada desenvainada.

Significados simbólicos


  • La Rueda de la Fortuna es el Arcano de los Ciclos y de la Naturaleza que cae. Son los ciclos sucesivos en la naturaleza en la vida humana. Las fases de la manifestación, el movimiento de ascenso y de declinación.
  • Las movilidades de las cosas, las Influencias lunares y mercuriales.

Interpretaciones usuales en la cartomancia

  • Buena suerte, alabanza, honor.
  • Alternativas de la suerte. Inestabilidad.
  • Esperanza, presencia de espíritu que no deja escapar las buenas oportunidades. Iniciativa feliz, adivinación de orden práctico, suerte. Éxito casual, como la ganancia en la lotería. Espontaneidad, disposición inventiva.
  • Animación, brío, buen humor.

Mental: Lógica, regularidad. Juicio equilibrado y sano.

Emocional: Trae animación y refuerza los sentimientos.

Físico: Los acontecimientos no serán estables, porque necesitan un cambio, una evolución. Este cambio tiende a ser para mejor, en el sentido del desarrollo.

Desde el punto de vista de la salud: no habrá problemas circulatorios. Buenos augurios para un futuro matrimonio.

Desafíos y sombra: La transformación se hará con dificultad, pero puede ocurrir cuando haga falta. Es necesario modificar desde el principio, partir de otras bases. Descuido.

  • Especulación, juego, abandono al azar.
  • Inseguridad. Imprevisión, carácter bohemio, poca seriedad.
  • Situación inestable de ganancias y pérdidas. Aventuras, riesgos. Disminución de la suerte.

Te puede interesar:

Igor Igor

Profesor y escritor. Autodidacta estudioso de la Astrología, el Tarot y de las Escuelas Monásticas en la historia. Practicante de Yoga, cinéfilo y poeta. Habla con nosostros en m.me/wemystices