.
La Luna - Significado de las cartas del Tarot

La Luna - Significado de las cartas del Tarot

Ouspensky vio en las imágenes de la Luna una alegoría del viaje heroico, un resumen claro del simbolismo relacionado al tránsito y al paso: el tanque de agua (materia primordial), el cangrejo que emerge (devorador de lo transitorio, como el escarabajo entre los egipcios).

Los perros que interceptan el paso (guardianes, calificadores de la aptitud del viajero para enfrentar el misterio), las torres en el horizonte (una frontera). Es el Arcano de la inteligencia instintiva, de los ciclos vitales.

Lee también: Arcanos del Tarot, significados en la predicción

La Luna: orígenes e historia


la luna

En varios dibujos del Tarot anteriores al de Marsella – como es el caso del denominado Gringonneur, de aproximadamente 1455 – el arcano XVIII representa dos astrólogos, elaborando cálculos bajo una luna menguante.

Los diversos elementos de la baraja de Marsella -los perros, el cangrejo, el tanque, las torres- no aparecen en esta carta. La propia Luna se presenta vacía, a diferencia del diseño concéntrico (perfil humano, creciente), como aparece en el Tarot de Marsella.

En los dibujos más conocidos, las dos torres pueden ser consideradas como pórticos monumentales, que defienden o protegen el espacio interno, en el que se encuentran los animales.

Es importante recordar que la Luna (Diana-Hécate, en la mitología griega) es al mismo tiempo Janua Coeli y Janua Inferni: la puerta del Cielo y la puerta del Infierno, lo que las coloca en estrecha relación con los dos perros (o lobos) aullando, constituyen indicadores de la idea de dualidad, bipolaridad.

Athanasius Kircher (1601-1680) localizaba a Anubis y Hermanúbis (divinidades representadas con cabeza de chacal) ante las dos puertas del cielo. Anubis en el solsticio de invierno, frente a la puerta de la ascensión, indicada por el signo de Capricornio en el hemisferio norte.

Hermanúbis en el solsticio de verano, frente a la puerta del descenso, o del hombre, indicada por el signo de Cáncer. Aunque no hay ejemplos de zoolatría entre los griegos, es cierto que consagraron diversos animales a la compañía de los dioses.

En el caso de Artemisa – afirma Plutarco, en Isis y Osiris – su cortejo estaba formado por dos perros. Es significativo recordar que la cazadora celeste era, para su pueblo, una divinidad lunar.

En cuanto al cangrejo, su relación con la Luna es antigua y constante, apareciendo en ritos y leyendas en numerosas culturas. Esto se puede atribuir a la marcha atrás del animal, comparable al movimiento de la Luna en la observación directa del cielo.

Desde el punto de vista astronómico, el cangrejo se relaciona con el simbolismo general de la carta y de las torres en particular. Cáncer es, como se sabe, signo del solsticio de verano, en el hemisferio norte.

Las gotas de colores en forma de lágrimas que llueve de la Luna (o se dirigen hacia ella) están dibujadas de punta hacia abajo. En el siguiente arcano (El Sol) aparecen con la punta hacia arriba, en particular en el Tarot de Marsella.

La Luna en el Tarot de Marselha-Camoin


luna

La Luna parece atraer (al contrario del Sol) diecinueve manchas de color, en forma de lágrimas. Esta dirección de las gotas varía con los diferentes diseños, incluso entre las versiones clásicas.

Bajo la Luna hay dos perros y, más atrás, dos torres. Algunos autores reconocen uno de los animales como perro y al otro como un lobo.

En primer plano, una langosta (la mayoría de las descripciones habla de “cangrejo”) se encuentra en un tanque, que por sus bordes rectos, parece haber sido construido.

Los dos perros tienen la lengua fuera, dando a entender que quieren lamer las gotas. Del suelo brotan varias plantas (o apenas tres, en algunas versiones).

Las dos torres parecen delimitar y proteger el espacio en el que se encuentran los animales y el tanque.

La Luna está a la vez llena y creciente. Dentro de esta última figura se ve el perfil humano. Los rayos son de dos tamaños. Las diecinueve lágrimas están dispuestas en forma de collar, en una fila doble y con la punta hacia abajo.

Significados simbólicos


  • La inteligencia instintiva, los ciclos vitales y emocionales.
  • Los elementos de la naturaleza, el mundo en su apariencia, la luz reflejada, las imágenes, las formas materiales, las expresiones simbólicas y las analogías.
  • Imaginación. Reflexión, reflejos y relances. Apariciones. Ilusiones.
  • El momento de reevaluar la dirección, de buscar inspiración en el retorno a la fuente.

Interpretaciones usuales en la cartomancia

  • El mundo sensible, instintivo, vital. Experimentación, trabajo, penosa conquista de la verdad. Instrucción por el dolor. Trabajo agotador, pero necesario.
  • Videncia pasiva, receptividad, sensibilidad, lucidez.
  • Navegación, cambio. Inconstancia, inseguridad, miedo.
  • Irracionalidad, fantasías, penumbra.

Mental: En caso de negociaciones: mentira. En caso de trabajo personal: error. Mirada superficial en todos los niveles.

Emocional: Sentimientos conturbados o en desorden, pasionales, aparentemente sin salida. Celos. Hipocondría. Ideas quiméricas.

Físico: Obscurecimiento. Agitación.

Escándalo, difamación, denuncia, secreto que se hace público.

Si la pregunta se refiere a la salud: puede significar desordenes en el sistema nervioso, lo que puede hacer recomendable un cambio de ambiente, para buscar lugares secos y con calor.

Desafíos y sombra: El instinto – causa de espejismos – acentúa sus efectos por la situación ascendente del pantano. Estado de conciencia confuso que permanece latente y sin manifestarse. Errores de los sentidos, falsas suposiciones. Embustes, engaños, decepción, desilusión.

Teorías equivocadas, falso saber, videncia histérica. Amenaza, chantaje.

Viaje inoportuno, caprichos. Carácter perturbado, neurótico.


Te puede interesar:

Igor Igor

Profesor y escritor. Autodidacta estudioso de la Astrología, el Tarot y de las Escuelas Monásticas en la historia. Practicante de Yoga, cinéfilo y poeta. Habla con nosostros en m.me/wemystices