.
Reequilibra tu sistema energético con la Shungita

Reequilibra tu sistema energético con la Shungita

La shungita, shungite o shungit es uno de los denominados minerales de la Nueva Era, elementos de elevada vibración capaces de limpiar el aura, erradicar bloqueos negativos, y renovar el balance energético del cuerpo.

También llamada agujero negro o piedra inteligente, la shungita posee una composición única que integra aluminio, hierro, magnesio, fósforo, azufre, calcio, carbono, y silicio, entre otros.

Caracterizada por su color negro opaco, que al pulirse hace recordar la apariencia de la turmalina negra, la shungita tiene su principal yacimiento conocido en la zona de Carelia (Rusia).

Esta piedra incluso ha despertado el interés científico, debido la presencia de fullerenos (moléculas compuestas por carbono que pueden asumir formas geométricas), en su estructura interna.

Los fullerenos son utilizados en investigaciones dentro de los campos de la oncología y la nanotecnología. Además, la shungita es un elemento con un nivel de conducción eléctrica más elevado que el oro.

Se dice que esta estructura privilegiada, permite a la shungita equilibrar los campos electromagnéticos a su alrededor, y proteger contra el exceso de radiación que puede emanar de ciertas zonas de la Tierra (energía geopatógena).

Lee también: Ojo de tigre: un poderoso mineral protector

Propiedades de la Shungita


shungita

En el mundo esotérico, se le atribuye a la shungita diversas propiedades, tales como disminuir el estrés; equilibrar el cuerpo energético; acelerar la limpieza del karma acumulado; y erradicar bloqueos.

Asimismo, clarifica la percepción del exterior; protege contra los campos electromagnéticos que emanan de los aparatos electrónicos (televisión, computador, otros); y facilita la concentración.

Portándola como colgante (dije), la shungita anula la negatividad a nuestro alrededor; promueve la elevación de conciencia y la armonía interior. Es importarte llevarla a la altura del chakra corazón (Anahata).

En el plano físico, esta piedra es empleada como coadyuvante para pacientes con dolencias que atacan las articulaciones o el sistema nervioso, así como tratamientos contra la ansiedad y el agotamiento crónico.

Al igual que otros minerales de elevada vibración, como la cianita y la moldavita, la shungita no amerita limpiarse o cargarse energéticamente, ya que es capaz de hacerlo por sí misma, de la misma forma que anula la negatividad de su entorno.

No obstante, se recomienda lavarla con agua corriente (del grifo) por unos minutos, antes de su primer uso, para después proceder a programarla con el propósito que se le adjudicará.

Es posible encontrar ejemplares de esta piedra en tiendas (físicas y virtuales) especializadas en cristales y terapias alternativas. Hallarás ejemplares en bruto, pulidos, trabajados como colgantes, y también tallados en forma de pirámides, esferas, placas y cilindros armonizadores.

Cabe destacar que las pirámides son los más aconsejados para colocar en determinadas zonas del hogar; mientras que las placas deben ser ubicadas cerca de equipos electrónicos, y los cilindros se pueden llevar en la mano durante la meditación, al igual que las esferas.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices