.
Reiki egipcio o Seichim, el arte de conectar con la madre tierra

Reiki egipcio o Seichim, el arte de conectar con la madre tierra

El reiki egipcio es conocido como Seichim, Sekhem o SKHM. Distintos nombres para denominar una misma energía.

En este artículo vamos a descubrir algo más sobre esta modalidad de reiki.

¿Qué es el reiki egipcio?


reiki egipcio

El reiki egipcio o el sistema Seichim es un antiguo sistema egipcio de sabiduría sanadora que busca equilibrar y armonizar los distintos planos del cuerpo (el físico, el emocional, el mental y el espiritual).

Por tanto no es propiamente una vertiente del reiki, sino que más bien utiliza el reiki como herramienta para trabajar.

Origen del reiki egipcio

La cultura egipcia siempre fue una fuente de aprendizaje en el terreno espiritual pues se la considera como una de las que más trabajó en ese terreno.

Quizá fuese esto lo que llamó la atención de Patrick Zeigler, el creador del  sistema Seichm, para viajar a Egipto. Fue allí, en la Gran Pirámide de Keops, donde experimentó un flujo de energía que, en su momento, no supo explicar pero que le sirvió para crear las bases del reiki egipcio.

Tras esa experiencia en las pirámides se inició en Reiki usui y comenzó a desarrollar un método que emanaba de los símbolos de reiki, pero que, poco a poco, fue distanciándose.

El propio Patrick Zeigler asegura en una entrevista que “los practicantes de Reiki se consideran a sí mismos como un canal capaz de canalizar la energía universal a través de ellos a otras personas, en Reiki egipcio se considera que todos somos un potenciador de energía”.

Niveles de Seichim o reiki egipcio


El Seichim trabaja sobre dos niveles:

  • El primero de ellos es el nivel practicante en el que se profundiza en temas como la cura egipcia o la energía del corazón.
  • El segundo nivel, el de maestría, lleva a los estudiantes a conseguir un nivel experto sobre los símbolos del reiki egipcio, lo que les permite iniciar a otros en esta técnica.

¿Qué propicia el reiki egipcio?


Este método facilita una sanación de los chacras emocionales. Trabaja mucho sobre el ego y parte de la base de que el poder y la fuerza que se necesitan para modificar hábitos y conductas están dentro de uno mismo. Sólo hay que saber cómo activar ese flujo de energía.

Se considera que el reiki egipcio permite a quienes lo reciben:

  • Claridad mental que nos ayuda en la toma de decisiones cotidianas.
  • Paz y estabilidad emocional.
  • Aumento de la autoestima.
  • La oportunidad de renacer y reinventarse a uno mismo.
  • Estado de relajación física y mental.

Te puede interesar: