.
Prepara un saquito para atraer riquezas

Prepara un saquito para atraer riquezas

El saquito para atraer riquezas es una antigua tradición mágica, asociada a las prácticas de Magia Natural, dado que combina elementos como cristales, especias, y plantas.

La función del saquito para atraer riquezas es ayudar a su propietario a conservar el dinero y multiplicar este recurso, con el propósito de propiciar la prosperidad y la abundancia.

La confección del saquito para atraer riquezas debe realizarse durante la fase de Luna Creciente, cuando las energías de Luna comienzan a aumentar gradualmente, propiciando los procesos de creación y ganancias.

De acuerdo a los especialistas esotéricos, los jueves son el momento propicio para realizar la preparación del saquito para atraer riquezas, debido a que es el día de la semana alineado con la energía de Júpiter, planeta de la expansión.

Ojo: no es obligatorio efectuar el ritual del saquito, los días jueves, es solo una recomendación. Otra sugerencia (no obligatoria), es ejecutar el procedimiento en Luna Creciente, bajo signo de Tierra.

Cuando la Luna Creciente se encuentra bajo el influjo de alguno de los signos de Tierra (Tauro, Virgo, Capricornio), la energía se orienta a sentar las bases de proyectos y consolidar acciones, lo que beneficia el flujo de dinero y negocios.

Lee también: 3 poderosos cristales para atraer la prosperidad

El saquito para atraer riquezas


saquito para atraer riquezas

Es importante que tomes en consideración, que para la preparación de un amuleto de prosperidad como el saquito para atraer riquezas, es necesario que tus pensamientos estén alineados con la conciencia de merecimiento.

Es decir, debes ser consciente de la provisión e ilimitada abundancia del Universo, y de que mereces la prosperidad que deseas. Tus pensamientos deben vibrar en esa dirección, o estarás trabajando contra ti mismo.

Para preparar el saquito para atraer riquezas, debes contar con una bolsita de tela, confeccionada en tejido natural (algodón) color verde. El verde es símbolo de la voluntad, la ambición y el crecimiento (en referencia a las plantas).

Algunos trabajadores de lo oculto, inclinados hacia el Feng Shui y el esoterismo de raíces asiáticas, prefieren utilizar bolsas de tela color rojo, dado que este tono simboliza el éxito y la riqueza, en esa cultura.

Puedes elegir el color que, en tu marco mental, se encuentre asociado con la idea de riqueza, sea rojo o verde, incluso existen variantes donde se utiliza una bolsita color naranja, para conectarlo con la Llama Oro Rubí de Providencia Divina.

La bolsita de tela puede ser comprada o confeccionada por ti. Solo recuerda que debe tener un cordón superior que permita cerrarla, por completo, a la manera de un saco o saquito.

Importante

Sí compras el saquito, pásalo por el humo de incienso de sándalo o mirra antes de comenzar a llenarlo con los ingredientes necesarios, así evitarás que las energías residuales interfieran con el propósito del ritual.

Elaboración del saquito para atraer riquezas

Coloca dentro del saquito: una piedra de imán, y una moneda de la más alta denominación que exista en tu país (no importa si es un céntimo, pero debe ser una moneda en curso).

La moneda debe unirse a la piedra de imán. Agrega al saquito un cristal o pequeños cristales, asociados con la energía de prosperidad. Puedes usar pirita, calcita verde, jade, ojo de tigre o turmalina verde, entre otras.

Recuerda purificar, energizar y programar los cristales y piedras que utilizaras dentro del saquito, para activar sus propiedades místicas, y anular cualquier energía discordante residual.

Después, añade partes iguales de pimienta negra en grano, canela en polvo, clavo de olor y hojas de laurel secas (molidas). Cierra el saquito, fuertemente, no debe derramarse nada de su contenido, ni abrirse accidentalmente.

Enciende una vela verde, sobre un platillo de cerámica (color blanco sin dibujos). Evita superficies inflamables o sustancias combustibles, cerca de la lumbre, o podrías ocasionar un percance (incendio).

Impregna el saquito de energía divina


Impregna el saquito para atraer riquezas de energía divina

Sitúate frente a la vela encendida, sostén el saquito en tus manos y realiza una plegaria a la Divinidad o a tus guías y protectores, para que impregnen con la energía de la abundancia a tu saquito para obtener riquezas.

También puedes invocar a los ángeles de la prosperidad o al Arcángel Uriel y su Llama Oro Rubí de la Divina Providencia, para recibir su asistencia. La intención es conectar con la frecuencia divina.

Una vez canalizada la energía de la abundancia, agradece la presencia de los seres de luz y coloca el saquito frente a la vela encendida  (sin que pueda entrar en contacto con ella).

Deja el saquito en ese lugar hasta que la vela se consuma (puede ser toda la noche). Una vez se extinga la vela, recoge el saquito y llévalo contigo en tu cartera o deposítalo donde guardas el dinero.

Nota: Si el saquito se moja, debes sustituirlo por otro. Utiliza pequeñas cantidades de las especias (canela, pimienta, clavo), una pizca de cada una será más que suficiente. Puedes agregar semillas de girasol, cardamomo, granos de arroz o lentejas, si lo deseas (no es obligatorio).

Puedes conservar el platillo donde colocaste la vela (después de lavarlo), pero utilízalo solo para fines rituales. Desecha la cera residual (si la hubo), en los contenedores de basura correspondientes.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.