.
San Antonio de Padua: el santo del amor y las cosas perdidas

San Antonio de Padua: el santo del amor y las cosas perdidas

San Antonio de Padua es uno de los santos más venerados por el catolicismo, su figura representa el santo del amor y las cosas pérdidas.

Sus fieles acuden con él con la esperanza de que le conceda a la persona amada, en otras circunstancias apuestan su fe en que les conseguirá cualquier objeto extraviado.

Su nombre real es Fernando de Bulhões  y se comenzó a llamar Antonio en el año 1220 cuando entró a la orden de los frailes menores. Es popularmente conocido como el doctor evangélico o el santo.

San Antonio fue el segundo santo en ser más rápidamente canonizado por la iglesia católica. El primero fue San Mártir de Verona.

San Antonio nació en la ciudad de Lisboa, Portugal bajó el seno de una familia de buena posición económica lisboeta. Su fecha de nacimiento no es precisa, sin embargo, se estima que está entre el año 1191 y 1195.

La casa donde nació, fue destruida en su totalidad por el terremoto que arrasó a Lisboa el 1 de noviembre de 1755.

Lee también: Oración a San Antonio para obtener una gracia

Apuestan su fe en San Antonio de Padua


En Portugal, se asocia a San Antonio de Padua con el amor debido a que su día se celebra durante la festa de Junina, fiesta que termina junto a la celebración de San Juan.

Ambas festividades coinciden con la antigua tradición europea de celebrar el solsticio de verano, el cual se relaciona con la fertilidad de la tierra y sus habitantes.

La asociación de San Antonio con el amor y las parejas trae relación desde las costumbres de la antigüedad portuguesa, estas todavía se mantienen en el tiempo y se practican dentro del catolicismo. Aunque para algunos creyentes, varias de estas tradiciones han sido transformadas por la iglesia católica.

Son muchos los fieles que recurren a San Antonio de Padua para reconciliarse con su pareja, otros que están en la búsqueda de su compañero de vida elevan sus oraciones hacia él, además hacen rituales el día de su celebración: el 13 de junio.

Bendecir panes en honor a San Antonio es una de las prácticas más comunes, quienes buscan pareja lo comen con la fe de que su milagro les será concedido. Otros ponen la estampilla o figura de San Antonio de cabeza hasta que les conceda su petición.

Objetos extraviados y el San Antonio de Padua


San Antonio de Padua, cuando de Padua saliste tres pasos atrás diste, lo perdido encontrado y lo olvidado recordado” es una de las breves oraciones que hacen los fieles cuando buscan algún objeto perdido o extraviado.

Cuenta la historia que San Antonio se llama el santo de las cosas pérdidas debido a que en una ocasión perdió un libro de salmos que era muy apreciado para él. Un día un novato que abandonó sus estudios se llevó el libro de salmos y cuando San Antonio lo busco no lo encontró.

Ante esto empezó a rezar con tanta fe para encontrarlo que el mismo ladrón le regresó el libro. A su vez, este mismo joven se reintegró de nuevo a los hábitos religiosos.


Te puede interesar:

Luciana Luciana

Comunicadora Social Corporativa- Community Manager, con 10 años de experiencia en diferentes medios de comunicación e instituciones públicas. Siempre andando por los caminos de la fe y disfrutando de los simples placeres de la vida.