.
Samadhi, el fin último de la práctica meditativa del yoga

Samadhi, el fin último de la práctica meditativa del yoga

Se trata de una palabra sánscrita cuyo significado proviene de sam o samiak, que se traduce por completo y adhi, traducida como absorción mental. Por lo que la palabra Samadhi significaría absorción mental completa. Sin duda el fin último de la práctica meditativa del yoga.

Dicho objetivo es buscado tanto por el budismo como por el hinduismo. Para el budimo constituye descubrir la propia condición de Buda. En el hinduismo es la unidad con el Brahman, dios impersonal, en un trance de carácter místico.

Para el jainismo sería la realización individual del espíritu. En occidente empezó a interesar este concepto a partir del siglo XIX.

Con esta meditación se consigue llegar a una iluminación, a ser uno con lo divino. En este estado la conciencia está separada del cuerpo, el cual permanece insensible.

La mente toma plena conciencia aislada del cuerpo físico y cuando vuelve a su estado normal, retoma al cuerpo recordando las experiencias ocurridas en el estado superfísico.

Toda persona capaz de separar ambas partes, la física y la mental, dejando el cuerpo insensible mientras su mente viaja en su toma de plena conciencia, podrá practicar el samadhi.

Lee también El Budismo: las bases del despertar de la conciencia

Diferentes niveles de samadhi


Samadhi

Este estado espiritual de conciencia tiene diferentes niveles a los que se puede llegar. Así, dentro de los niveles menores el savikalpa samadhi es el más elevado. También existe un nivel por encima de todos al que resulta bastante complicado llegar: el sahaja samadhi. Son muy pocos los maestros espirituales que han conseguido acceder a él.

Savikalpa samadhi

Es un estado en el que se consigue durante un breve espacio de tiempo perder toda la conciencia humana. La percepción del espacio y el tiempo resulta totalmente diferente entonces.

Durante cerca de una o dos horas el practicante consigue estar en otro mundo. Los deseos pendientes del mundo corriente resultan colmado en el savikalpa samadhi. Todo está hecho y sólo es un instrumento. Mientras se medita se mantiene inmperturbable y el ser interno actúa de manera confiada y dinámica.

Nirvikalpa samadhi

En este nivel superior, no existen los pensamientos o ideas. Sólo hay paz y dicha infinita. Surge una extraña y gratificante comunión entre el conocedor y lo conocido. El corazón a sentirse como más grande que el propio universo.

Con el nirvikalpa samadhi se siente poder. Un poder que llevado a la tierra para poder utilizarlo sería infinitesimal comparado con lo que es en su totalidad. Suele ser el samadhi más elevado al que pueden llegar los maestros espirituales.

Sahaja samadhi

Es el nivel espiritual más elevado. Permite mantener la experiencia lograda con el nirvikalpa samadhi mientras se entra al mismo tiempo en las actividades terrenales.

Se pueden hacer las cosas habituales del ser humano pero estando a la vez cargadas de iluminación divina las cavidades más profundas del corazón. Entonces se uno se vuelve amo y señor de la realidad.

Este nivel es muy difícil de conseguir y raros son los maestros que han podido llegar a él. Quien logra este estado y permanece en él manifestará a Dios de manera consciente y perfectamente en cada momento. Para lograr conseguirlo, llegar al sahaja samadhi será necesaria la Gracia Infinita del Supremo.

El samadhi es un estado de recogimiento y meditación en el que su practicante puede sentir lo que es entrar en comunión con lo divino.


También te puede interesar: