.
Salmo 93, la majestad de Dios

Salmo 93, la majestad de Dios

El salmo 93 se conoce también como el salmo del Rey de la Creación o “El Señor del Orbe”. Ello se debe a que se trata de una oración que define la grandeza de Dios a través de la expresión de júbilo de su autor.

Es un salmo sumamente corto, con apenas 5 versículos donde se expresa de forma impresionante las bondades del gobernante máximo del Universo. Si deseas conocer todas las aplicaciones de este salmo en tu vida cotidiana, a continuación te contamos cuáles son.

Lee también: Conoce los salmos de protección

Salmo 93: La autoridad del único Rey del Universo


Salmo 93

La época en la que fue compuesto el salmo 93 no está muy clara según los expertos, sin embargo, muchos la atribuyen a los tiempos de Salomón y a otras épocas de los Macabeos. Sin embargo, su extensión es tan corta que esta información no puede ser determinada con exactitud.

Este salmo nos permite reflexionar sobre la presencia de Dios desde la creación del universo y la humanidad. El autor del salmo sabe plasmar bien esta realidad, destacando la fuerza y la grandeza del Señor. Él logró poner en orden todo cuando solo había caos, y manipuló las tempestades para crear todo lo que conocemos hasta ahora.

Muchos expertos afirman que la Tierra reposaba sobre unos pilares, sobre aguas saladas turbulentas. Sin embargo, la perfecta e impresionante obra de Dios es el mejor ejemplo de lo que es el equilibrio divino de su sabiduría y la omnipotencia y omnipresencia de su ser.

Si alguna vez conociste a alguien que ha tenido dudas con respecto de la magnificencia de Dios, no dudes en compartir el salmo 93 con él o ella. Los falsos testimonios son de los impíos, pero incluso al pecador Dios lo perdona y le permite habitar en él. Así de grande es su poder.

La enseñanza más importante acerca de este salmo es que la ley de Dios no es otra cosa que su voluntad. Si su voluntad se cumple, puedes estar convencido de que Él cumple. Las promesas de Dios son irrompibles, por ello no debes dejar de fortalecer tu confianza con el Padre con este salmo, que te acercará en oración a su presencia.

Recuerda que el vínculo más personal, intransferible y único para comunicarte con el Padre es la oración, y en este sentido, este salmo representa la posibilidad de exaltar el poder del altísimo y entender el porqué de su gloria.

 

Salmo 93


Salmo 93

1 ¡Reina el Señor, revestido de majestad!

El Señor se ha revestido, se ha ceñido de poder.

El mundo está firmemente establecido: ¡no se moverá jamás!

2 Tu trono está firme desde siempre, tú existes desde la eternidad.

3 Los ríos hacen resonar sus voces, Señor, los ríos hacen resonar su fragor.

4 Pero más fuerte que las aguas impetuosas, más fuerte que el oleaje del mar, es el Señor en las alturas.

5 Tus testimonios, Señor, son dignos de fe, la santidad embellece tu Casa a lo largo de los tiempos.


Te puede interesar: