.
Salmo 68, una canción de victoria y triunfo

Salmo 68, una canción de victoria y triunfo

El salmista debe tener muy presente cuando se introduce en el salmo 68 cantad a Dios con gran alabanza, que representa una canción de victoria y triunfo.

Manifestando la liberación y también la alegría, mientras que el salmo pasado se refiere al reino, este enaltece al Rey en su mayor esplendor con la máxima gloria y el más grande amor.

Lee también: Salmo para la prosperidad y bienestar en la vida

Significado del salmo 68


Significado del salmo 68

El salmo 68, cuando es recitado, dirige la atención del salmista a un momento especifico de la historia; este es cuando Dios se levanta “y los impíos perecerán” (vs.1-2). En este momento es en el que los justos se llenaran de júbilo y alegres cantaran.

“Mirad aquel que cabalga sobre los cielos” (vs.3-4), también hace referencia a la libertad suprema, sentir por todo lo alto, para ir por “un tiempo de liberación de la muerte” (v. 20).

La oración deste salmo te mostra una forma de libertad plena para acercar más a Él . A través de la canción, nuevamente podrás apreciar que el ser humano deberá reconocer la gloria de Dios, y manifestarla en alabanza.

También está orientado hacia el día en que absolutamente toda la tierra reconozca esa gloria. Ya que los seres humanos en el presente no lo hacen y al contrario desechan el nombre del Señor.

Tienes de tener en cuenta que David anhela que los reinos en la tierra canten grandes alabanzas a Dios y que en libertad la humanidad se una en su fe y esperanza.

Por tal motivo es a lo largo de los salmos donde David comparte las experiencias en su vida, donde se refleja la creación de emociones que tienen el poder de elevar vuestra alma y acercarte con regocijo a sentir el infinito amor de Dios.

Sus argumentos sagrados siguen las nomas de la lógica así como lo hace la buena música siguiendo las normas de la composición y la armonía. En el salmo 68 también se hace mención a una gran victoria en el futuro.

Al final expone la “testa cabelluda” la cual es una referencia al Anticristo. Manifestando que sin importar lo que intente hacer, siempre fracasará. Siendo Dios el supremo vencedor, grande y poderoso, os proporcionara la fuerza para vuestra vida diaria.

Salmo 68


Levántese Dios, sean esparcidos sus enemigos, y huyan de su presencia los que le aborrecen.

Como se disipa el humo, los disiparás;
como se derrite la cera ante el fuego, así perecerán los malvados delante de Dios.

Más los justos se alegrarán;
se regocijarán delante de Dios y saltarán de alegría.

Cantad a Dios, cantad cánticos a su nombre;
ensalzad al que cabalga sobre los cielos, cuyo nombre es JAH, y regocijaos delante de él.

Padre de huérfanos y defensor de viudas es Dios en su santa morada.

Dios hace habitar en familia a los solitarios;
saca a los cautivos a prosperidad, más los rebeldes habitan en tierra árida.

Oh Dios, cuando tú saliste delante de tu pueblo, cuando anduviste por el desierto, Selah

La tierra tembló;
también se derramaron los cielos ante la presencia de Dios;
el Sinaí mismo tembló delante de Dios, del Dios de Israel.

Abundante lluvia esparciste, oh Dios;
a tu heredad desfallecida tú la reanimaste.

10 Los que son de tu grey han morado en ella;
por tu bondad, oh Dios, has provisto para el pobre.

11 El Señor daba la palabra;
había gran multitud que llevaba buenas nuevas.

12 Huyeron, huyeron reyes de ejércitos, y las que se quedaban en casa repartían los despojos.

13 Aunque os recostáis entre los tiestos, seréis como alas de paloma cubiertas de plata ,y sus plumas con la amarillez del oro.

14 Cuando esparció el Omnipotente a los reyes allí, fue como la nieve en el monte Salmón.

Monte de Dios es el monte de Basán, monte alto el de Basán.

15 ¿Por qué miráis con envidia, oh montes altos, al monte que deseó Dios para su morada? Ciertamente Jehová habitará en él para siempre.

16 Los carros de Dios son veinte mil, sí, millares de millares;
el Señor está entre ellos, como en el Sinaí, en el lugar santo.

17 Subiste a lo alto, tomaste cautiva. Tomaste dones de entre los hombres y también de entre los rebeldes, para que habite entre ellos JAH Dios.

18 Bendito sea el Señor;
cada día nos colma de beneficios el Dios de nuestra salvación. Selah

19 El Dios nuestro es un Dios de salvación, y de Jehová el Señor es el librar de la muerte.

20 Ciertamente Dios herirá la cabeza de sus enemigos, la testa cabelluda del que camina en sus pecados.

21 El Señor dijo: De Basán te haré volver;
te haré volver de las profundidades del mar,

22 Para que tu pie se empape en la sangre de tus enemigos, y con ella la lengua de tus perros.

23 Ellos han visto tu andar, oh Dios, el andar de mi Dios, de mi Rey, en el santuario.

24 Los cantores iban delante, los músicos detrás;
en medio, las doncellas con panderos.

25 Bendecid a Dios en las congregaciones, a Jehová, vosotros de la estirpe de Israel.

26 Allí está el joven Benjamín, dirigiéndolos, los príncipes de Judá con su congregación, los príncipes de Zabulón, los príncipes de Neftalí.

27 Tu Dios ha mandado tu fuerza;
confirma, oh Dios, lo que has hecho por nosotros.

28 Por causa de tu templo, en Jerusalén, los reyes te traerán presentes.

29 Reprende las fieras que moran en los cañaverales, la manada de toros bravos con los becerros de los pueblos, hasta que todos se sometan con sus piezas de plata;
dispersa a los pueblos que se complacen en la guerra.

30 Vendrán príncipes de Egipto;
Etiopía se apresurará a extender sus manos hacia Dios.

31 Reinos de la tierra, cantad a Dios;
cantad alabanzas al Señor, Selah

32 Al que cabalga sobre los cielos de los cielos que son desde la antigüedad;
he aquí, él da su voz, voz poderosa.

33 Atribuid el poder a Dios;
sobre Israel es su magnificencia, y su poder está en los cielos.

34 Temible eres, oh Dios, desde tus santuarios;
el Dios de Israel, él da fuerza y vigor a su pueblo. Bendito sea Dios.


Te puede interesar: