.
Salmo 64, pedir protección de los enemigos ocultos

Salmo 64, pedir protección de los enemigos ocultos

El salmo 64 es muy importante para ayudar al salmista a pedir protección de los enemigos ocultos.

Es una oración que refleja que cuando se trata del mal este puede llegar de cualquier manera, una conspiración o una emboscada, ya que satanás siempre tratara de sorprenderos cuando estamos desapercibidos.

Lee también: Salmo para la prosperidad y bienestar en la vida

Significado del salmo 64


Significado del salmo 64

La maldad te intentará tentaros desde tus puntos más débiles, justo cuando menos lo esperas, pero no tienes que preocuparte porque Dios mismo será el encargado de derribar a todos tus enemigos, ya sean estos físicos o enemigos espirituales.

Ten conciencia de la realidad humana en cuanto al nivel de maldad que está extendido y que afecta a todos en muchas formas, pero no tienes que preocuparte ya que la victoria final es de Dios y será compartida con los que confían en Él.

Dios te escucha al orar, siente su presencia, llénate de ese amor y regocíjate en Él. David también se expresó tratando ser sincero sabiendo que Dios estaría dispuesto a escuchar su voz ya que siempre estará dispuesto a escuchar con atención y además os comprenderá con máxima plenitud.

Cuando lees este salmo y te acercas más al contenido profundo de sus palabras, debéis analizarlo dividido en dos partes, que se encuentran separadas por versículos.

En la primera parte esta reproduciendo un grito que pide ayuda por enemigos presentes, lo cual es muy común entre los salmos.

Cuando evalúas la segunda parte, puedes apreciar cómo te describe la sagrada intervención de Dios, estando en favor de su siervo. Además también esta presente la respuesta de alabanza y gran fervor que esto puede producir.

Es muy importante comprender que con el salmo 64, Dios derribara enemigos y también examinara de manera muy cuidadosa la intimidad del salmista y entrara hasta lo más profundo de vuestro corazón.

El Señor es quien conoce todo aquello que tú no conoces y hasta todo aquello que realmente no quieres conocer, y más aún todo lo que os neguéis a aceptar.

Lo que este encerrado en ti puede ser demasiado duro, quizás te haga sentir sucio o te cause realmente gran dolor. Tranquilo que Dios te conozca de una manera tan íntima no debe asustaros ya que solo Él puede ayudarte y fortalecerte.

Salmo 64


Oye mi voz, oh Dios, en mi oración;
guarda mi vida del miedo al enemigo.

Escóndeme del consejo secreto de los malignos, del tumulto de los que hacen iniquidad,

Que afilan su lengua como espada y lanzan su saeta como palabra amarga,

Para disparar a escondidas contra el íntegro.
De repente le disparan y no temen.

Obstinados en su inicuo designio, hablan de esconder sus trampas, y dicen: ¿Quién las verá?

Inquieren injusticias, traman un plan bien concebido;
y el íntimo pensamiento de cada uno de ellos, así como su corazón, es profundo.

Mas Dios les disparará saeta;
de repente serán heridos.

Y sus propias lenguas los harán caer;
huirán todos los que los vean.

Y temerán todos los hombres, y anunciarán la obra de Dios, y entenderán sus hechos.

10 Se alegrará el justo en Jehová y confiará en él.
Se gloriarán todos los rectos de corazón.


Te puede interesar: