.
Salmo 48, invocación para que los adversarios lo puedan respetar

Salmo 48, invocación para que los adversarios lo puedan respetar

El Salmo 48 es uno de los salmos más efectivos que se conocen, sobre todo si se reza de la manera correcta. Este salmo en específico posee una fuerza increíble en relación a las cosas que se quieran conseguir, siempre y cuando esas cosas se pidan con mucho fe.

Mientras más fe se le imprima a una oración, seguramente las posibilidades de que las cosas que estemos pidiendo se cumplan podrán aumentar considerablemente.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que antes de rezar el Salmo 48 existen ciertos consejos a los que hay que prestar mucha atención.

Lee también: Salmo para la prosperidad y bienestar en la vida

Consejos antes de rezar el Salmo 48


Consejos antes de rezar el Salmo 48

Antes de rezar el Salmo 48, debemos resaltar ciertos consejos que ayudarán a que podamos conseguir todas las cosas que estemos pidiendo.

Uno de los principales consejos es que si lo que se está pidiendo es apaciguar algún tipo de enemigo, se recomienda asegurarse de que el enemigo no se trate de nosotros mismos, ya que los poderes del universo siempre le darán la razón a quien de verdad la tiene.

En relación a esto, si la persona que reza el Salmo 48 lo que pretende es abusar de la fuerza que tiene, deben cuidarse mucho de los resultados, ya que en algunas ocasiones quien termina siendo perjudicado es la misma persona que realiza la oración.

Es por esta razón que lo más recomendable es que se pida por lo bueno y no alguna necesidad negativa.

¿Para qué sirve el Salmo 48?

En la mayoría de las ocasiones, el Salmo 48 es utilizado para que sus adversarios lo puedan respetar. En este sentido, si eres una persona que se caracteriza por tener muchos enemigos, que sin razón alguna se encargan de acosarlo, entonces se recomienda rezar el Salmo 48 con mucha frecuencia.

La mejor manera de realizar esta oración es leerla sobre agua, siempre y cuando se encuentre depositada en un contenedor de barro o de cobre, manteniendo estas intenciones en la mente.

Luego,  mientras sigue realizando esta oración, encargue de rociar esta agua por toda la casa con la intención de que esta petición llegue a todos sus enemigos.

Sin embargo, los salmos son oraciones que no se pueden realizar en cualquier momento, lo más recomendable es hacerlo durante la madrugada, específicamente antes del amanecer o a media noche antes de las 2.00 de la madrugada.

El Salmo 48


Grande es el Señor y muy digno de alabanzas, en la ciudad de nuestro Dios, en su monte santo
De hermosa altivez, alegría de toda la tierra. ¡Monte Sión, morada divina, ciudad del Gran Rey!
Dentro de sus torreones está Dios, se ha revelado como su baluarte.
Los reyes se habían unido, y juntos avanzaban, hasta que la vieron… y quedaron pasmados, presas de pánico, se dieron a la fuga.
Allí mismo los agarró un temblor, un escalofrío como de mujer en parto;
Así es como el viento del oriente estrella a los navíos de Tarsis.
Tal como lo oímos, así lo vimos en la ciudad del Señor Sabaot, en la ciudad de nuestro Dios: él la ha asentado para siempre.
Oh Dios, recordamos tus favores en los patios de tu Templo;
Que iguale, oh Dios, tu alabanza a tu nombre, y alcance los confines de la tierra.
10 Impone tu diestra tu justicia; se alegra el monte Sión; los pueblos de Judá saltan de gozo al presenciar tus juicios.
11 Recorran Sión y den la vuelta, cuenten sus torres
12 Y contemplen sus defensas recorran uno a uno sus palacios; y digan a las nuevas generaciones:
13 ¡Así es nuestro Dios! Nuestro Dios por los siglos de los siglos, él nos conducirá.


Te puede interesar: