.
Salmo 47, invocación para pedir la justicia

Salmo 47, invocación para pedir la justicia

Los salmos son popularmente conocidos por sus efectos milagrosos. Entre estos Salmos, uno que ofrece múltiples beneficios si se tiene fe es el Salmo 47.

Antes de utilizarlo, debemos tener en consideración que podremos obtener mejores resultados si prendemos un incienso al mismo tiempo en el que realizamos las oraciones.

El empleo de los salmos junto a sus correspondientes rituales, además de otros factores (uso de velas e inciensos), permite que puedan beneficiar e inclusive ayudar a las personas a superar enfermedades u obtener deseos de algo que tengan por necesidad.

Lee también: Salmo para la prosperidad y bienestar en la vida

A tener en cuenta antes de utilizar el Salmo 47


A tener en cuenta antes de utilizar el Salmo 47

El Salmo 47 es considerado como una oración de gran poder y por esto su uso es totalmente delicado. Es la persona que hace la reza que decide si perjudica a otras personas o lo usa para su beneficio propio.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que debemos pedir exclusivamente por cosas buenas, ya que si se pide por cosas malas hay que estar seguros de que el universo siempre le dará la razón a quien realmente la tiene.

En este sentido, si lo que se está pidiendo es alguna venganza contra un enemigo, ese castigo seguramente llegará. Pero si tu enemigo es tu propio aunque no lo sepa, entonces la justicia vendrá en su contra.

Por esta razón, hay que hacer un uso cuidadoso del Salmo 47, ya que así como puede brindar muchos beneficios, este salmo también se caracteriza por utilizar el término de justicia con todo el sentido de la palabra.

¿Cuándo realizar el Salmo 47?

Los salmos son oraciones que no se deben realizar en cualquier momento, todo lo contrario,  la mayoría de ellos tienen un día e inclusive un horario en donde se deben realizar.

En el caso del Salmo 47, se recomienda realizar las oraciones durante la madrugada, específicamente antes del amanecer, ya que a esa hora se puede lograr una increíble conexión con el universo.

Otra buena opción es realizar este salmo durante la noche, antes de las 2.00 de la madrugada y el Sábado se puede realizar a cualquier hora de la noche, independientemente de cuál sea.

El Salmo 47


Aplaudan, pueblos todos, aclamen a Dios con voces de alegría;
Pues el Señor, el altísimo, es terrible, es un gran rey en toda la tierra.
Bajo nuestro yugo pone a las naciones y los pueblos a nuestros pies;
Él eligió para nosotros nuestra herencia, orgullo de Jacob, su muy amado.
Dios sube entre fanfarrias, para el Señor resuenan los cuernos;
Canten, canten a Dios; entonen salmos a nuestro rey;
A Dios que es el rey de toda la tierra, cántenle un himno de alabanza.
Dios reina sobre las naciones, Dios se sienta en su santo trono.
Los jefes de los pueblos se han unido con el pueblo del Dios de Abrahán; porque él es el señor de los grandes de la tierra, él es Dios y es muy excelso.


Te puede interesar: