.
Salmo 29, completa alabanza y adoración

Salmo 29, completa alabanza y adoración

En esta oportunidad, hablamos sobre el Salmo 29.

Los salmos en las religiones judías y cristianas son de suma importancia porque aparte de darnos vigor cumples varias funciones.

Los salmos le hablan directamente a nuestra alma y por otro lado también habla por nosotros con Dios Padre. Son poemas y canciones con los que nos podemos identificar y al mismo tiempo alabar al Rey de Reyes como lo hace todo el Salmo 29.

La palabra salmo en hebreo se dice Tehilim que significa: “Alabanzas”. Este libro con una gran influencia cananea es un compendio de 150 alabanzas y adoraciones a Jehová, y fue escrito enteramente por el Rey David, el rey más famoso de la historia de Israel.

Lee también: Salmo para la prosperidad y bienestar en la vida

Usos del Salmo 29


Usos del Salmo 29

El Salmo 29 no es más que una completa alabanza y adoración a Dios. Acciones que son de suma importancia, por no decir lo más importante en la vida de un creyente que vive conforme a la palabra.

Como la Biblia nos lo describe, David no solo descubrió que Dios habita en medio de las alabanzas de su pueblo, sino que conoció la alabanza y adoración agradables al Señor.

La alabanza comienza con la mente puesta en Dios, pero entonces esos pensamientos se deben poner en acción para que sean alabanza. La alabanza existe solo cuando se expresa o demuestra.

Es decir, es imposible alabar con la boca cerrada y el cuerpo agachado. En esa posición se puede adorar, meditar, orar o dormir, pero no alabar. Dicen las escrituras que el Rey David danzaba sin importar el lugar ni la circunstancia.

En este salmo se describe a Jehová como un Dios poderoso que desata su ira cuando lo hacen molestar y que escarnece a nuestros escarnecedores. La biblia tiene varias evidencias de esto. Ejemplos claros son los de la época de Abraham y Sodoma y Gomorra o en las épocas de Noé y el diluvio.

El salmista en este pasaje exalta las cualidades del Señor que lo convierten en un Dios fuerte en el cual confiamos y al cual tememos. Este salmo nos da un excelente ejemplo de alabanza y adoración para perfumar su trono. Solo de esta manera podremos ver su rostro.

Salmo 29


Tributad a Jehová, oh hijos de los poderosos,
Dad a Jehová la gloria y el poder.

Dad a Jehová la gloria debida a su nombre;
Adorad a Jehová en la hermosura de la santidad.

Voz de Jehová sobre las aguas;
Truena el Dios de gloria,
Jehová sobre las muchas aguas.

Voz de Jehová con potencia;
Voz de Jehová con gloria.

Voz de Jehová que quebranta los cedros;
Quebrantó Jehová los cedros del Líbano.

Los hizo saltar como becerros;
Al Líbano y al Sirión como hijos de búfalos.

Voz de Jehová que derrama llamas de fuego;

Voz de Jehová que hace temblar el desierto;
Hace temblar Jehová el desierto de Cades.

Voz de Jehová que desgaja las encinas,
Y desnuda los bosques;
En su templo todo proclama su gloria.

10 Jehová preside en el diluvio,
Y se sienta Jehová como rey para siempre.

11 Jehová dará poder a su pueblo;
Jehová bendecirá a su pueblo con paz.


Te puede interesar: