.
Salmo 27, El Señor se Levantara y nos Salvara

Salmo 27, El Señor se Levantara y nos Salvara

El Salmo 27 es uno de los más hermosos porque inicia de una manera tan poderosa.

En tan solo una línea se denotan muchísimas cosas, como la fe tan grande que el salmista tenia por Dios, el claro contexto de contrariedad que lo envolvía, pero por sobre todas las cosas el poderío infinito del Dios de Israel.

Este es otro de los salmos más famosos de la biblia y fue hecha canción por el famoso adorador Marcos Witt.

Tanto esta canción interpretada maravillosamente como el Salmo 27 son conocidos por ser muy motivacionales y servir de ambiente para guerras espirituales, gracias a su fuerte contenido, ritmo y melodía.

Lee también: Salmo para la prosperidad y bienestar en la vida

Usos del Salmo 27


Usos del Salmo 27

Hay un punto en medio de toda tribulación en el que todo parece perdido. Nuestras fuerzas desaparecen por completo, el panorama se ve más oscuro que nunca, nuestras piernas tiemblan, nuestro pecho empieza a doler y la desesperanza toma por completo nuestro haber.

Hay una frase célebre que se dice en una de las películas de Batman: “Siempre está más oscuro antes del amanecer”. Ese punto, ese momento en el que nos anulamos por completo es el que Dios busca para poder Glorificarse ya que no nos queda más remedio que entregarle todo a Él.

El Salmo 27 ocurre inmediatamente después de este episodio oscuro. Es el momento en el que nuestro padre celestial demuestra su poder y lo podemos reconocer plenamente.

Así como antes airábamos quejas al cielo por nuestra punzante soledad, miedo y como nuestras fuerzas humanas se desvanecían, ahora reconocemos que Él va con nosotros como poderoso gigante librándonos de nuestros enemigos.

El joven David, después de un comienzo brillante sirviendo en el palacio del rey Saúl, llega a un momento en que tiene que huir, pierde su trabajo, pierde a su esposa y empieza a vivir un tiempo de gran soledad en una cueva.

Cuando el rey se organiza y envía soldados a detenerle, David también sufre acoso. Parece que no se puede fiar de nadie, que las mismas paredes tienen oídos. A pesar de todo dice “Jehová es mi luz y mi salvación”

Este salmo, mediante la experiencia del Rey David nos sirve para recordar hoy y siempre que El Señor se Levantara y nos Salvara pues él es nuestra luz y fortaleza. Es excelente para guerras esprituales.

Salmo 27


Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?
Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?

Cuando se juntaron contra mí los malignos, mis angustiadores y mis enemigos,
Para comer mis carnes, ellos tropezaron y cayeron.

Aunque un ejército acampe contra mí,
No temerá mi corazón;
Aunque contra mí se levante guerra,
Yo estaré confiado.

Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré;
Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida,
Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo.

Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal;
Me ocultará en lo reservado de su morada;
Sobre una roca me pondrá en alto.

Luego levantará mi cabeza sobre mis enemigos que me rodean,
Y yo sacrificaré en su tabernáculo sacrificios de júbilo;
Cantaré y entonaré alabanzas a Jehová.

Oye, oh Jehová, mi voz con que a ti clamo;
Ten misericordia de mí, y respóndeme.

Mi corazón ha dicho de ti: Buscad mi rostro.
Tu rostro buscaré, oh Jehová;

No escondas tu rostro de mí.
No apartes con ira a tu siervo;
Mi ayuda has sido.
No me dejes ni me desampares, Dios de mi salvación.

10 Aunque mi padre y mi madre me dejaran,
Con todo, Jehová me recogerá.

11 Enséñame, oh Jehová, tu camino,
Y guíame por senda de rectitud
A causa de mis enemigos.

12 No me entregues a la voluntad de mis enemigos;
Porque se han levantado contra mí testigos falsos, y los que respiran crueldad.

13 Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová
En la tierra de los vivientes.

14 Aguarda a Jehová;
Esfuérzate, y aliéntese tu corazón;
Sí, espera a Jehová.


Te puede interesar: