.
Salmo 16, aumentar la fe en la creación

Salmo 16, aumentar la fe en la creación

El salmo 16 de la biblia católica nos habla de Jehová como nuestro único refugio. Es Dios el único poder que controla y rige todas las cosas de la tierra y del universo.

Los dioses inventados por la maldad del hombre solo sirven para llenar sus expectativas materiales desviándolo por el camino de la oscuridad. La lealtad que ofrecemos al Dios verdadero debe ser incondicional. Es el creador la única herencia que tiene el hombre de bien.

Lee también: Salmo para la prosperidad y bienestar en la vida

Significado del salmo 16


Significado del salmo 16

Este salmo 16 de la biblia católica nos habla de la necesidad de respetar los designios divinos y nos incita a desechar la multiplicidad de dioses. Es Jehová el único Dios que está presente en cada una de las obras del universo.

La lectura de este salmo nos ayuda a reflexionar sobre lo que significa tener en nuestras vidas a Dios como única herencia. La bondad y el poder del creador son infinitos.

Debemos leer este salmo cuando necesitemos recordar que Dios es el único legado seguro que poseemos y que nos acompañara durante toda la eternidad. Cualquier lugar oscuro y triste donde se encuentre el hombre la luz de la creación llegara para arrancarlo si elige a Jehová como su señor.

El uso del salmo 16


Es importante estudiar este salmo 16 de la biblia católica cuando nos sintamos que necesitamos aumentar la fe en la creación. La lectura de los salmos debe realizarse con una actitud paciente para poder entender cada uno de los mensajes contenidos dentro del mismo.

El pueblo de Israel en la antigüedad vivía en medio naciones que eran paganas sin embargo a pesar de todos estos acontecimientos que se expresaban en esa época su fe al creador era inquebrantable. Esto en contraposición con la época actual y la depravación que vive la sociedad en pleno siglo XX es lo mismo.

Por esa razón podemos decir que las escrituras contenidas en los salmos se adaptan a todas las épocas. Es la misma situación existencial la que el hombre siempre ha vivido a pesar del transcurrir del tiempo.

Esto nos indica que la incomprensión de la creación y la falta de fe del hombre está en la raíz de la personalidad del hombre por eso es importante reflexionar cada frase de este salmo.

Salmo 16


Mictán de David.
Protégeme, Dios mío,
porque me refugio en ti.

Yo digo al Señor:
“Señor, tú eres mi bien,
no hay nada superior a ti”.

Ellos, en cambio, dicen a los dioses de la tierra:
“Mis príncipes, ustedes son toda mi alegría”.

Multiplican sus ídolos y corren tras ellos,
pero yo no les ofreceré libaciones de sangre,
ni mis labios pronunciarán sus nombres.

El Señor es la parte de mi herencia y mi cáliz,
¡tú decides mi suerte!

Me ha tocado un lugar de delicias,
estoy contento con mi herencia.

Bendeciré al Señor que me aconseja,
¡hasta de noche me instruye mi conciencia!

Tengo siempre presente al Señor:
él está a mi lado, nunca vacilaré.

Por eso mi corazón se alegra,
se regocijan mis entrañas
y todo mi ser descansa seguro:

10 Porque no me entregarás a la Muerte
ni dejarás que tu amigo vea el sepulcro.

11 Me harás conocer el camino de la vida,
saciándome de gozo en tu presencia,
de felicidad eterna a tu derecha.


Te puede interesar: