.
Salmo 12, para protegernos de los peligros

Salmo 12, para protegernos de los peligros

El salmo 12 de la biblia católica nos regala una oración al creador que nos servirá para protegernos de los enemigos. Las oraciones llegan al alma pura de Dios. El hombre justo y noble de corazón pide al padre su protección de las malas intenciones de los falsos.

La falta de creencias hacia la divinidad se denota en el hombre de mezquinos sentimientos que actúa sin amor hacia el prójimo. La divinidad protege a aquel hombre que este en perfecta armonía con el universo.

Lee también: Salmo para la prosperidad y bienestar en la vida

Utilidad del salmo 12


Para protegernos de los peligros podemos orar con este salmo 12 de la biblia católica en el momento en el que lo necesitemos. Esta oración la haremos durante varios días consecutivos con la seguridad que será escuchada por el creador.

Para acompañar esta petición podemos encender algunas velas mientras realizamos esta plegaria. No reconoce el hombre malo a Dios como su creador. Por esa razón no existe respeto hacia sus hermanos del planeta donde habita.

Sin embargo si el hombre que desconoce las leyes divinas busca enderezar su camino y llevarlo por la senda de bien será reconocido por el creador como su hijo y le ofrecerá cualquier protección. Solo Jehová conoce lo que posee cada hombre en su corazón.

Debido a esto debemos realizar esta plegaria pidiendo protección con la seguridad que el creador nos ayudara porque sabe que seguimos el camino del bien y que respetamos las enseñanzas contenidas en las leyes divinas.

Significado del salmo 12


Significado del salmo 12

Una manera muy efectiva de utilizar este salmo 12 de la biblia católica es realizando una meditación entre varias personas.

Esto potencia la energía de luz emananada del salmo. Una de las características que podemos notar en esta plegaria es que posee un fuerte poder de protección.

Debemos disponer de un lugar especial para realizar las oraciones. Este lugar debe ser aromatizado con incienso y adornado con flores para que su aroma inunde este sitio de oración y nos ayude a relajarnos.

Una vez que tengamos este sitio acondicionado procederemos a realizar esta plegaria de protección. Podemos repetir este ritual las veces que sea necesario.

Es importante realizar esta oración con constancia y con la certeza que el creador nos proporcionara la protección que necesitamos.

Salmo 12


¡Sálvanos, Señor, porque ya no hay gente buena,
ha desaparecido la lealtad entre los hombres!

No hacen más que mentirse unos a otros,
hablan con labios engañosos y doblez de corazón.

Que el Señor elimine los labios engañosos
y las lenguas jactanciosas de los que dicen:

“En la lengua está nuestra fuerza;
nuestros labios nos defienden, ¿quién nos dominará?”.

“Por los sollozos del humilde
y los gemidos del pobre,
ahora me levantaré –dice el Señor–
y daré mi ayuda al que suspira por ella”.

Las promesas del Señor son sinceras
como plata purificada en el crisol,
depurada siete veces.

Tú nos protegerás, Señor,
nos preservarás para siempre de esa gente;

Por todas partes merodean los malvados
y se encumbran los hombres más indignos.


Te puede interesar: