.
Salmo 108, petición por auxilio y consuelo divino

Salmo 108, petición por auxilio y consuelo divino

El salmo 108 explica esos momentos en los cuales nos sentimos en plenitud total con una actitud firme ante todas las cosas cuando nos sentimos totalmente llenos de luz y felices es precisamente en esos momentos donde debemos agradecerle a Dios.

Sin él y su manto divino no podrías sentirte de esta manera agradecer es reconocer las capacidades de Dios para brindarte bendiciones de igual forma de agradecerle a través de la oración y pedirle que se mantenga a tu lado porque esas bendiciones que te está ofreciendo son las que realmente necesitas para combatir al enemigo en tu día a día y evitar que las situaciones negativas que afecten pueden generarte malestares.

Lee también: Conoce los salmos de protección

Pidiendo ayuda contra el enemigo con el salmo 108


salmo 108

El salmo 108 nos enseña que lo largo de nuestro camino encontraremos situaciones negativas que nos quieran molestar, sin embargo, gracias a la palabra de Dios y a su poder infinito, podremos combatir a nuestros adversarios y la mano de Dios los eliminará con su supremacía.

Justo cuando te hayas dado cuenta que ganaste el enfrentamiento con las fuerzas negativas, debes agradecer, ya que ha sido Dios quien te ha colmado de una protección y una misericordia incomparables.

De la misma forma, el salmo 108 es una especie de alianza con Dios para que éste te cuide en las duras batallas que enfrentamos todos los días. Dios te colmará de su infinito poder y te defenderá del enemigo. Si estás realizando una oración para no sentirte solo en momentos de lucha, y sientes que no tienes la fuerza suficiente para lidiar con tus problemas, no te sientas triste, ya que la convicción y la fe es lo único que te podrá salvar.

El amor de Dios te guiará y te permitirá continuar en tu camino hacia la verdadera felicidad, que sólo puedes encontrar en su presencia. Mientras buscas en lugares banales el poder que solo Dios tiene, y mientras intentes buscar en los humanos el poder que necesitas, siempre vas a fallar en tu lucha.

El único que puede regalarte el valor, el aliento y la luz en tu lucha, es el Todopoderoso. Cada batalla que decidas librar a diario debes realizarla en el nombre de Dios.

Este salmo es ideal para orar lleno de seguridad y certidumbre en momentos en los que emprenderás un camino difícil o cuando percibas que dicho camino está repleto de tristeza o de situaciones complicadas.

 

Salmo 108


salmo 108

1 Canto. Salmo de David.

2 Mi corazón está firme, Dios mío,

mi corazón está firme.

Voy a cantar al son de instrumentos:

¡despierta, alma mía!

3 ¡Despierten, arpa y cítara,

para que yo despierte a la aurora!

4 Te alabaré en medio de los pueblos, Señor,

te cantaré entre las naciones,

5 porque tu misericordia se eleva hasta el cielo

y tu fidelidad hasta las nubes.

6 ¡Levántate, Dios, por encima del cielo,

y que tu gloria cubra toda la tierra!

7 ¡Sálvanos con tu poder, respóndenos,

para que se pongan a salvo tus predilectos!

8 Dios habló desde su Santuario:

«Yo repartiré triunfalmente a Siquem

y distribuiré el valle de Sucot.

9 Mío es Galaad, Manasés me pertenece,

Efraím es mi yelmo, mi cetro es Judá.

10 Moab es la vasija donde yo me lavo;

plantaré mis sandalias en Edom

y cantaré victoria sobre Filistea».

11 ¿Quién me llevará hasta la ciudad fortificada,

quién me conducirá hasta Edom,

12 si tú, oh Dios, nos has rechazado

y ya no sales con nuestro ejército?

13 Danos tu ayuda contra el adversario,

porque es inútil el auxilio de los hombres.

14 Con Dios alcanzaremos la victoria,

y él aplastará a nuestros enemigos.


Te puede interesar: