.
El poder de la sal para limpiar las energías negativas

El poder de la sal para limpiar las energías negativas

Descubre el poder de la sal para limpiar las energías negativas. Si sientes que tus planes están trancados, que tus objetivos no avanzan y que están sucediendo situaciones adversas en tu vida, quizás hay malas vibras que están afectando tu entorno.

Cuando nuestro campo energético comienza a verse atacado por el negativismo todas las acciones que emprendemos comienzan a salir mal. Un baño con agua salada, es un método fácil y económico que te ayudará a librarte de todo lo malo.

Lee también: Atrae energías positivas a tu vida con estos consejos

Sal para limpiar las energías negativas


El agua salada espantará esas malas vibras

Sal para limpiar las energías negativas: el agua salada espantará esas malas vibras

Lo primero que deberás hacer para limpiarte de las energías negativas es tomar un recipiente con 3 puñados de sal marina y llenarlo con 2 litros de agua.

Luego, aplicar toda el agua salada desde el cuello hasta los pies, evitando tocar la cabeza.

Mientras realizas este baño, repite la oración del Arcángel Miguel:

Espada del Arcángel Miguel, corta y libera (repetir 5 veces),
el sufrimiento, la causa del sufrimiento, los deseos, la ignorancia y la ceguedad.

Amada espada azul del Arcángel Miguel, corta y libera (repetir 2 veces),
toda fuerza siniestra, engaño, desorden oscuridad, retraso, limitación económica y mental, aquí, ahora y siempre.

Amén.

Esta oración la puedes acompañar con un padre nuestro.

Es recomendable que realices este baño en horas de la noche, justo antes de dormir, para que así tenga una mayor efectividad. Deja que al agua salada se seque de forma natural en tu cuerpo y espera hasta la mañana siguiente para quitártela.

Emplea sal por todo tu cuerpo

Sal para limpiar las energías negativas: emplea sal por todo tu cuerpo

Otra de las maneras de utilizar la sal para limpiarte de las energías negativas, es empleartela en todo el cuerpo antes de dormir. Toma aproximadamente 4 puñados de sal marina y espárcetela desde la cabeza hasta los pies.

No te enjuagues con agua, sólo retira los granos con una toalla y vete a dormir. Deja que esta actúe mientras descansas y que esas malas energías sean canceladas y trasmutadas.

Ambas técnicas, han arrojado excelentes resultados a quienes han decido aplicarlas para limpiarse las energías negativas. Puedes elegir cualquiera de las dos y hacerlo una vez a la semana durante un mes.


Te puede interesar:

Luciana Luciana

Comunicadora Social Corporativa- Community Manager, con 10 años de experiencia en diferentes medios de comunicación e instituciones públicas. Siempre andando por los caminos de la fe y disfrutando de los simples placeres de la vida.

 
¿Te gusta? ¡Comparte!