.
Sahasrara - Reconociendo el 7º Chakra

Sahasrara - Reconociendo el 7º Chakra

El séptimo y último de los siete chakras principales, es designado con el nombre de Sahasrara, que en idioma sánscrito significa “multiplicado por mil”, una clara referencia al loto de mil pétalos símbolo de la Iluminación.
 
Este centro de poder también es conocido como chakra coronal, centro de la coronilla, corona o flor de loto. Se encuentra ubicado en el centro del cráneo, específicamente sobre la fontanela anterior o bregmática.  
 
Sahasrara representa la espiritualidad, el vínculo directo con la Divinidad (cualquiera que sea la creencia religiosa), la armonía con el Universo, el Ser por encima del hacer.
 
El 7º chakra refleja la expansión de la Consciencia, la eliminación de límites autoimpuestos y la expresión del verdadero ser integral. Aquí se reúnen y equilibran las energías de los chakras inferiores, por lo que su luz vibra con todos los colores, siendo el violeta y el blanco los tonos principales.
 
En el plano físico, Sahasrara rige el cerebro, la glándula pineal y la serotonina.

Lee también:¿Sabes cómo funcionan los chakras?

 

Funcionamiento del 7º Chakra


Cuando el 7º chakra trabaja de forma armónica, el sujeto goza de una completa vitalidad y mantiene una conexión plena con el interior, el exterior y la Divinidad, mirándose a sí mismo como un ser completo (integral) y no fraccionado en cuerpo, mente y espíritu.           
 
Para estas personas no existen los dogmas, ni intentan imponer sus creencias a otros individuos. Disfrutan del conocimiento. La paz, la iluminación y la comprensión del mundo son completas.
 
La liberación de Sahasrara, limpia y equilibra los 6 chakras anteriores, permitiendo al sujeto manifestar todo su potencial. Los autores Bodo J.Baginski y Shalila Sharamon en El Gran Libro de los Chakras (1995), explican que  la condición del 7º chakra le impide encontrarse bloqueado en la estructura energética humana, solo está más o menos desarrollado.   
 
Al existir un 7º chakra mayormente cerrado, el individuo tienden a ser completamente ignorante de su espiritualidad y los conceptos relacionados a ella, desconoce el significado de su existencia y se desconecta de todo. Al percibirse como un ser dividido, la angustia, la inseguridad y la desesperación  hacen presa fácil de él, convirtiéndolo en participe de actitudes compulsivas.
 
El sujeto puede actuar de forma prepotente, creerse dueño absoluto de la verdad, buscar sin descanso la validación externa de sus ideales, lo que lo transforma en manipulador, dogmático y materialista. Su mundo gira en torno al ego.  
 

  


Reactivando el 7º chakra


La práctica de terapias de curación espiritual, como paciente y sanador, nos ayuda a trabajar con la reactivación de Sahasrara. Otro ejercicio, recomendado por   Bodo J.Baginski y Shalila Sharamon en El Gran Libro de los Chakras (1995), es escalar una montaña y apreciar lo cercano que se ve el cielo.
 
La vocalización del mantra OM es considerada efectiva para estimular el 7º chakra, al igual que la práctica constante de meditación u oración; visualización de objetos en tonos blanco o violeta; uso de aceites esenciales de loto, olíbano, ámbar e incienso; y el empleo de gemas y cristales, específicamente amatista, cristal de roca, zircón y diamante. 

 

Te puede interesar: 

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes