.
¿Cómo preparar la sábila para proteger la casa?

¿Cómo preparar la sábila para proteger la casa?

La sábila o aloe vera es una planta de reconocidas propiedades esotéricas y medicinales. El gel que se extrae de sus hojas, es utilizado como cicatrizante natural de la piel y antiinflamatorio.

El extracto de esta planta, considerada sagrada por las culturas antiguas, ha sido empleado durante siglos como regulador del sistema intestinal, ingrediente para la preparación de comidas, y producto eficaz para el cuidado del cabello, entre otros.

En el mundo esotérico, la sábila es venerada como una planta capaz de absorber las energías negativas y transmutarlas en positivas, proteger el hogar de su propietario y atraer la buena suerte.

Aunque no es un hecho frecuente, la sábila puede florecer (arrojar flores). La sabiduría popular asegura que este acontecimiento marca un excelente presagio: una época de abundancia y desarrollo para la familia.

Asimismo, la sábila puede secarse por completo o exudar yodo (algunos curanderos le dicen “llorar sangre”), como una forma de comunicar que recibió (y anuló) una gran carga negativa dirigida a su propietario.

Existen distintos procedimientos diseñados para preparar la sábila como elemento protector del hogar, a continuación se detallan los más utilizados por curanderos y chamanes, de acuerdo al saber popular.

Lee también: Propiedades curativas de la sábila

Procedimiento 1 para preparar la sábila


Coloca tierra en una maceta (tiesto o porrón) de barro, lo suficientemente grande para el tamaño de la planta de sábila elegida. Sitúa tres monedas dentro de la maceta (sobre la tierra), creando la forma de un triángulo.

Amarra la raíz de la sábila con un listón o cinta color rojo. Ata el tallo lo más cerca posible del punto donde salen las hojas (o pencas). Siembra la planta en la maceta, justo en el centro del triángulo de monedas.

Puedes cubrir las monedas con un poquito de tierra. Riega la sábila con agua bendita y dedícale una oración para activar su poder protector. Colócala cerca de la puerta de entrada a la vivienda.

Se recomienda preparar la sábila, en cualquiera de sus versiones, los días viernes y bajo la influencia de la Luna Creciente. Los especialistas del Feng Shui sugieren colocar la sábila en el exterior y no en el interior de la vivienda.

Esto se debe a que la forma espinosa de sus pencas (hoja) pueden “disparar” energía de agresividad hacia los habitantes del inmueble (flechas envenenadas).

Ofrece cuidados y riego regular a la planta (con agua común). Si la sábila se seca, enciende un incienso de mirra en el tiesto, y una vez que se apague, rocía la planta con agua bendita. Agradécele que te ofreciera su protección, cuando la necesitabas.

Desecha la planta, junto con la maceta, la tierra, las monedas y los residuos de incienso, en los  contenedores de desperdicios correspondientes. Prepara una nueva planta de sábila para tu hogar, cuando lo consideres necesario.

Procedimiento 2 para preparar la sábila


También un día viernes, toma una pequeña planta de sábila, lávala con agua bendita  y ata en su tronco (cerca de donde salen las hojas) una cinta color rojo. Amarra la planta con fuerza, para que no pueda zafarse.

Dedícale una oración a la planta y luego cuélgala, atando la cinta o listón a un clavo ubicado sobre el marco de la puerta de entrada de la vivienda (del lado interno de la casa).

Si quieres potenciar el poder protector de la planta, coloca a su lado una herradura de la buena suerte fijada a la pared, con tres clavos. La sábila debe sustituirse cada 4 meses o si seca por completo.

Para ello debes quemar la planta seca junto con el listón, agradeciendo su protección, y sustituyéndola por una nueva sábila, el viernes siguiente a la remoción.  Los residuos resultantes de la quema, deben desecharse en un contenedor de desperdicios, situado lejos del hogar.

 

Oración de la sábila


Existen muchas oraciones dedicadas a activar las cualidades protectoras de la planta de sábila. A continuación, se transcribe una de estas plegarias, de autor desconocido.

Divina planta de sábila, trae a mi casa buena suerte y prosperidad. Por el poder de sanación que te fue conferido por Dios, en el jardín del Edén, te pido que alejes las penas y la negatividad de mi hogar”.

“Aleja a las brujas, la ruina, la traición y los enemigos de mi casa. Por la cruz bendita y los dulces nombres de Jesucristo, San Joaquín y San Juan, líbrame de todo mal y brinda tu protección a mi casa y mi familia. Amén

Al concluir la oración, deben recitarse tres Padre Nuestro, tres Avemaría y tres Credo de los Apóstoles, como acción del gracias a la Divinidad,  por ofrecer su protección a través de la planta de sábila.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.