.
Ritual de la sal y el espejo contra entidades negativas

Ritual de la sal y el espejo contra entidades negativas

Entre los creyentes del mundo de lo oculto, una de las preocupaciones más frecuentes es el daño que puede ocasionar la presencia de entidades negativas, en la vida de las personas. En este artículo, te damos a conocer un ritual de la sal y el espejo para combatir las entidades negativas.

Dependiendo de su naturaleza (desencarnados, vampiros energéticos, parásitos espirituales, entes demoníacos), estos seres son capaces de generar verdaderos desastres, si no son detectados y detenidos.

Uno de los elementos con mayor valor para la lucha contra las entidades negativas, en las distintas corrientes espirituales, es la sal marina, la cual reúne cualidades protectoras y purificadoras.

Utilizar sal para repeler entidades negativas, que intentan ingresar al hogar, es uno de los más antiguos conocimientos mágicos, y existen infinidad de rituales diseñados para ello.

De la misma forma, la conexión de los espejos con el mundo esotérico es legendaria. Pueden ser empleados como portales a otros reinos (estados de consciencia, mundo espiritual) y barreras contra la negatividad dirigida.

A continuación, detallaré un sencillo y práctico ritual de la sal y el espejo que combina los poderes ocultos de estos elementos, para contrarrestar la presencia de entidades negativas en el hogar.

Lee también: Piedras de protección para los 12 signos del zodíaco

Ritual de la sal y el espejo contra las entidades negativas


Ritual de la sal y el espejo contra las entidades negativas

Para la preparación del ritual de la sal y el espejo únicamente necesitarás:

  • un espejo redondo mediano;
  • sal marina en grano (también llamada sal gruesa o gorda);
  • tres velas blancas;
  • tres platillos pequeños de cerámica color blanco
  • y fósforos.

El procedimiento debe realizarse durante la fase de Luna de Menguante (puede ser de día o de noche, pero preferiblemente después del atardecer). Ubica un lugar de tu hogar, donde los elementos rituales puedan permanecer.

Asegúrate que se trate de un sitio que no estorbe la vida de la casa, y lejos de sustancias y elementos inflamables o susceptibles al fuego. El lugar ideal puede ser una mesa a la que des poco uso.

Coloca el espejo en el centro de la mesa. Traza un círculo completo alrededor del espejo, utilizando la sal marina. Sitúa las velas sobre los platillos de cerámica, y distribúyelas en forma de triángulo, dejando el espejo con la sal en el centro.

Lanza una pizca de sal sobre cada vela. Utilizando los fósforos, enciéndelas iniciando con el vértice superior.  Arroja tres pizcas de sal en grano sobre la superficie del espejo.

Realiza una plegaria personal a la Santísima Trinidad, solicitándole que te proteja (a ti, tu hogar y tu familia) de entidades negativas que pretendan ingresar al recinto o causarles daño.

Una vez que las velas se consuman por completo, colócate guantes de plástico desechables y arroja la sal y los residuos de cera de las velas en una bolsa negra. Deposita la bolsa y los guantes en un contenedor de desperdicios lejos de tu casa.

Puedes conservar el espejo, envuelto en un trozo de tela blanco, para utilizarlo en rituales posteriores. No dejes que otros se miren en él. También puedes guardar los platillos, para otros ritos, después de lavarlos y secarlos.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices