.
Pon en práctica un ritual de Navidad

Pon en práctica un ritual de Navidad

La Navidad es una época en la que todos nos sentimos más receptivos a los cambios. Es un momento para disfrutar de la familia, de los amigos y de hacer balance de las cosas buenas y malas que ha tenido el año.

Por ello es un momento perfecto para poner en práctica algún ritual de Navidad que nos haga estar aún más receptivos a las energías positivas. En este artículo te proponemos unos cuantos.

Lee también: ¿Sabes qué son los rituales?  
 

Ritual de Navidad de depuración


Es un ritual de Navidad más sencillos de hacer. Para realizarlo sólo necesitamos tener sal gorda en casa que esparciremos en cada esquina de la casa.

No es necesario poner mucha, sólo un poquito en cada esquina que es donde suelen concentrarse las malas energías.
 
Para que resulte efectivo debemos hacer todo esto la noche del 23 de diciembre. La mañana del 24 sólo tendremos que barrer la sal arrastrándola hacia la puerta y arrojándola fuera de casa.

Así nos libraremos de las malas energías que se han ido acumulando en casa y estaremos listos para afrontar el nuevo año.
 

Ritual para la cena de Navidad


El siguiente ritual de Navidad es muy sencillo. Para su realización solo necesitas una vela roja, una verde y otra dorada, debes rodearlas con hojas de muérdago y de laurel y ponerlas en algún soporte de modo que puedas usarlas como centro de mesa durante la cena.

Antes de servir el primer plato enciende las velas y déjalas que se consuman por sí mismas. Al día siguiente tíralas por una corriente de agua y con ello conseguirás un año lleno de salud y amor.


 

Ritual para invocar al espíritu de la Navidad


El último ritual de Navidad que queremos presentarte es un poco más laborioso. Para realizarlo necesitarás:
  • Un vaso de agua
  • Una piedra
  • Una vela blanca por persona
  • Incienso en grano
  • Papel para escribir
  • Una pluma o bolígrafo
 
Este ritual de Navidad debe hacerse entre las doce de la noche del día 21 de diciembre hasta las diez de la noche del día 22. Tienes mucho tiempo, tómate un tiempo y reflexiona sobre cuáles son tus verdaderos deseos.

Cuando te sientas preparado enciende las velas y el incienso y plasma tus deseos sobre el papel.
 
Una vez hecho este paso tienes que disponer el vaso de agua en dirección al norte y poner la carta bajo el vaso. Deja la vela y el incienso encendidos hasta que se consuman.
 
A la mañana siguiente enrolla la carta y pon a su alrededor un trocito de cinta blanca. Guárdala en un cajón de madera y consérvala hasta el año siguiente.
 
Escoge el ritual de Navidad que más te guste y ponlos en práctica.


Te puede interesar:

Ana Ana

Periodista y fotógrafa. Curiosa e inquieta, interesada en todo lo que supongo aprender cosas nuevas.

 
Artículos más recientes