.
Ritual del huevo contra el aojamiento o mal de ojo

Ritual del huevo contra el aojamiento o mal de ojo

Si sientes que eres víctima del mal de ojo y quieres librarte de él, colocamos a tu disposición un sencillo ritual del huevo, que te ayudará a eliminar la negatividad en minutos.

El aojamiento o mal de ojo es uno de los padecimientos más antiguos en la historia de la humanidad, causado por la acumulación de sentimientos negativos dirigidos hacia una persona.

Lee también: ¿Cómo limpiar energéticamente una casa?

Ritual del huevo


Ritual del huevo

Ingredientes

  • Una copa de vidrio transparente, sin color o dibujos
  • Agua
  • Un huevo de gallina
  • Sal gruesa (conocida también como sal en granos)
  • Una vela blanca

Preparación

Este ritual debe practicarse preferiblemente los días martes o viernes, para mejores resultados esperar la fase de luna menguante. En primer lugar, lave el huevo en la cocina.

Tome agua limpia y llene la copa hasta la mitad de su capacidad. Elija una zona privada del hogar para realizar el trabajo mágico. Desnúdese por completo, y quite también todas las joyas y accesorios de su cuerpo, además de los zapatos.

Encienda la vela en nombre de sus guías y protectores. Tome el huevo con sus manos y páselo por su cuerpo, sin romperlo, como si se tratara del jabón de baño.

Debe empezar por la cabeza y terminar en los pies, incluyendo brazos, palmas de las manos y plantas de los pies, siempre en el sentido de arriba hacia abajo.

Mientras se ejecuta esta operación, y visualiza el huevo atrapando la negatividad, puede recitar la antigua oración:

Dulce nombre de Jesús, donde Jesús se nombra todo mal se quita, donde Jesús se ha nombrado el mal se ha quitado.

Santa Ana dio a luz a la Virgen María y a Santa Isabel, y así como estás palabras son verdaderas, permíteme Señor quitar el mal de ojo que se encuentra en mi cuerpo.

Una vez hayas finalizado de pasar el huevo por tu cuerpo, ábrelo y deposita su contenido en el interior de la copa con agua. Espera 10 minutos y observa el comportamiento de la mezcla.

Si la yema del huevo permanece en el fondo, pero la clara está limpia, no hay mal de ojo. Por el contrario, si hay presencia de burbujas en el agua, el mal de ojo existe y ha sido limpiado.

Otras señales que pueden percibirse en la copa, como turbidez en el agua, manchas de sangre en la yema, o la adopción de algunas formas por parte de la yema, indican no solo mal de ojo sino también envidia y brujería, por lo que se recomienda buscar un especialista en purificación espiritual, para realizar una limpieza más profunda, al finalizar el ritual del huevo.

Terminada la fase de observación de la copa, agregar dentro un puñado de sal gruesa que neutralizará la negatividad, y arrojar todo el contenido de la copa por el inodoro o water.

No olvide hacer la descarga del sanitario de inmediato, para sacar el mal del hogar y garantizar efectividad de la limpieza.

Deje que la vela se consuma en su totalidad, lejos de elementos inflamables o conductores del fuego. Puede lavar la copa y guardarla, pero utilícela solo para fines rituales, no domésticos.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
¿Te gusta? ¡Comparte!