.
Ritual para solicitar el apoyo del Arcángel Rafael

Ritual para solicitar el apoyo del Arcángel Rafael

El Arcángel Rafael, cuyo nombre se traduce como Sanación de Dios, es ampliamente conocido en las tradiciones religiosas cristiana, judía e islámica. Se hace referencia a él como el Arcángel de la Curación, y su figura es representada con un cayado (bastón) y un pez, que simbolizan el apoyo y la regeneración espiritual.    
 
San Rafael Arcángel es el patrono de médicos, enfermeras, hospitales, enfermos y viajeros. Es mencionado en el Antiguo Testamento en el Libro de Tobías, y en el Corán y otros textos sagrados islámicos, aparece bajo el nombre de Israfel.  

Lee también: Invocando el Arcángel del día

¿Cuándo invocar a San Rafael Arcángel?


Se invoca la presencia del Arcángel Rafael para los procesos de sanación, purificación y armonización física, mental y espiritual de personas, o la curación de animales y plantas. También, puedes solicitar su mediación para que acompañe el diagnóstico y tratamiento, que realizan los especialistas médicos u holísticos.
 
Otras áreas donde puede requerirse el apoyo del Arcángel Rafael, se refieren a  encontrar mascotas extraviadas; obtener claridad mental; desterrar pensamientos negativos; reforzar el vínculo con la Madre Tierra; protección en el inicio de viajes, negocios y mudanzas; y consolar convalecientes.


Invocando la Presencia Sanadora


Una forma sencilla de conseguir la ayuda del Arcángel Rafael, en momentos difíciles, consiste en tomar un lápiz y un trozo papel pergamino o de bolsa (la utilizada para envolver el pan, en panaderías y comercios del ramo).
 
En el papel se escribirá la dificultad, que acongoja al suplicante. Enrollar el trozo de papel, a modo de diploma, y quemarlo en la llama de una vela, color verde, que es el color del Arcángel Rafael.
 
Recuerde colocar la vela sobre un platillo de cerámica, que utilice sólo para fines rituales, igualmente verifique que la llama no se encuentre cerca de materiales inflamables o elementos conductores del fuego.
 
El mejor día para realizar este ritual son los jueves (día de San Rafael Arcángel), en la noche.  Puede tener a mano una piedra o cristal de cuarzo color verde, o vestirse con prendas de esa tonalidad.
 
Esto, facilitará el proceso de visualización y conexión con la vibración del arcángel, incluso puede utilizar el cristal posteriormente, como amuleto. Mientras se quema el trozo de papel, es importante, concentrar los pensamientos en el Arcángel Rafael y su poder sanador.
 
Para ello puede utilizar una plegaria, hecha con sus propias palabras, donde incluya el motivo de su solicitud, o bien una oración de su conocimiento o esta simple invocación que preparamos para ustedes:
 
“Amado Arcángel Rafael, médico divino, acude a mí con tu preciada Llama Verde de Sanación y ayúdame a alcanzar el bienestar físico, emocional y mental. Por favor realiza una visita de sanación a (decir nombre de la persona que se quiera ayudar, familia o mascota) y bendícelo con tu toque. Trae a nosotros la manifestación de la Salud Divina, aquí, ahora y siempre. Amén”.
 
Recoja las cenizas del papel incinerado, y arrójelas al aire libre de la noche, para que se lleve su malestar. Confié en la intercesión del arcángel Rafael.   


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes