.
La religión Umbanda, sus corrientes y rituales

La religión Umbanda, sus corrientes y rituales

La religión Umbanda es relativamente reciente ya que fue fundada en el siglo XX. Ha tomado elementos de otras religiones y busca conciliar las creencias de todas ellas.

Combina el Espiritismo y Ocultismo con creencias africanas como el Bantú. También conserva algunos trazos de la religión cristiana.

Se dice que fue en el año 1908 cuando fue dada a conocer por un joven de apenas 18 años de nombre Zelio de Moraes que vivía en Brasil. No obstante, otros consideran que habría llegado en la época de la colonización y la esclavitud.

De acuerdo a la versión de su promotor, la ciudad de Niterol se encontraba bajo la influencia de numerosos timadores que empleaban a la religión como una forma de obtener riqueza.

De Moraes estaba muy enfermo y un día recibió una revelación que le indicó que sería sanado y así fue. Se piensa que desde ese momento le fueron reveladas entidades especiales de protección.

Lee también: La religión yoruba

Corrientes de la religión Umbanda


Existen cuatro corrientes fundamentales dentro de la religión Umbanda:

  • Corriente blanca: emplea la magia blanca.
  • Corriente de espíritus nativos: habitaban Brasil desde antes de la llegada de la colonización. Se referían a la inmortalidad, la comunicación con los muertos y la interferencia con el mundo de los vivos.
  • Corriente africana: incluye a los espíritus esclavos.
  • Corriente kardecista: es un punto intermedio entre espiritismo y los cultos nativos y africanos.

¿Cómo son los rituales de Umbanda?


¿Cómo son los rituales de Umbanda?

Existen elementos comunes en los rituales de Umbanda:

  • Pies descalzos: los zapatos tienen contacto con toda la suciedad del medio ambiente. Para los rituales se estila que las personas no los empleen para garantizar la pureza.
  • Ropa blanca: la indumentaria empleada será siempre de color blanca con la función de aislar las energías negativas y concentrar todo lo que confluye del resto de los colores.
  • Alcohol y tabaco: el adormecimiento de las capacidades mentales del médium permite que las entidades actúen de una forma más activa. De igual forma, el humo del tabaco contribuye a destruir las cargas pesadas del ambiente.
  • Collares: principal reservorio de las energías tanto positivas como negativas.
  • Ogan: toca los tambores y canta los cánticos. Nadie debe cantar más alto que él.
  • Puntos rayados: son símbolos que utilizan las entidades para dar a conocer su entidad.
  • Agua: se emplean ollas con agua para canalizar las energías. Permanecen abiertas con flores a su lado.

El aroma de las hierbas también contribuye a crear el ambiente más ideal para disipar las malas energías. Algunos rituales no deben ser realizados sino por personas ya versadas en la religión.


Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.