.
La quiropraxia como tratamiento alternativo

La quiropraxia como tratamiento alternativo

La quiropraxia es empleada para corregir problemas asociados a problemas de lumbagia, articulares, de cuello y vertebrales. Para alcanzar el tratamiento adecuado, es necesario realizar la correcta manipulación de la columna vertebral a la cual están asociadas gran parte de las dolencias. Es este el principal punto a atacar.
 
Los tratamientos de quiropraxia son milenarios. Se dice que Hipócrates fue el predecesor de este tratamiento. Escribió varios métodos para la corrección de la columna y el cuello, antecediendo a la quiropraxia.

Lee también: Descubre el Sistema de Sanación Shoen

Bondades de la quiropraxia


La búsqueda de la salud es el objetivo principal de cualquier tipo de terapia. La quiropraxia se encarga principalmente de la estructura ósea del cuerpo.

Es necesario realizar un test corporal que permite conocer el estado en el que se encuentran la columna y las articulaciones.
 
  • A través de las manipulaciones se pretende corregir desplazamientos óseos.
  • Se aminoran dolores y molestias
  • Mejora la postura
  • Alivia jaquecas y vértigos
  • Libera nervios que fueron tomados
  • Ayudan a corregir problemas de postura
 
Se dice que la quiropraxia también favorece el rejuvenecimiento ya que activa las endorfinas  que contribuye con los tratamientos de belleza.
 

Quiénes no son aptos para la quiropraxia


Si es realizada por personal calificado, no existen mayores complicaciones en la aplicación de la quiropraxia. No obstante, existen personas que, de acuerdo a su cuadro clínico, no son optas para recibirla.
  • Si se presentan heridas y quemaduras, no es conveniente para recibir quiropraxia.
  • Si la persona es sometida a un procedimiento quirúrgico, tampoco se recomienda
  • Si se le realizó una cirugía de hernia discal.
  • Si fue receptor de un implante
  • Si sufre situaciones de alcoholismo y drogas
  • Si presenta malformaciones congénitas
  • Si sufre de infecciones recurrentes
 
 

Cuánto tiempo dura la quiropraxia


La quiropraxia puede durar ocho sesiones, en periodos que abarcan desde los cinco hasta los veinte minutos. Si se aplica con otra terapia alternativa terapéutica, puede durar una hora aproximadamente. La cantidad que se aplique dependerá de la patología.
 
El terapeuta que realiza la quiropraxia debe tener la capacidad de interpretar con sus manos dónde se encuentra el problema para aplicar el desbloqueo de las vértebras y eliminar las tensiones que se acumulan en lugares específicos.

Es una práctica que no puede tomarse a la ligera porque si no se efectúa de forma adecuada, los resultados pueden ser perjudiciales. Aunque existen muchos detractores, existen numerosos testimonios que dan fe de sus bondades. Lo importante es no colocar la salud en manos de inexpertos.
 


Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes