.
Quirón, el camino de la sanación interna

Quirón, el camino de la sanación interna

Cuando se habla de Quirón, en los estudios de Astrología, no se hace referencia a un planeta sino a un asteroide cometa (descubierto en 1977), que se mueve entre las orbitas Saturno – Urano y Saturno – Júpiter.  
 
Quirón forma parte de los cuerpos celestes conocidos como Los Centauros. Mantiene un patrón de movimiento traslacional errático (no constante), razón por la que sus períodos de permanencia en un signo zodiacal no son exactos.
 
Se estima que Quirón tarda un aproximado de 49 a 51 años, para completar una vuelta al Sol, permaneciendo en cada signo por períodos de 1,5 a 8 años, con una media cercana a los 5 años, en cada una de las 12 posiciones.
 
En la Astrología, la ubicación de Quirón dentro de la carta natal, ofrece detalles sobre dolores o antiguas heridas del alma (traídas de existencias anteriores), que es necesario aceptar, integrar o eliminar, para una verdadera curación. 
 
Quirón ofrece el camino para alcanzar la sanación interior, es un puente entre lo que somos y lo que escondemos, lo cual irónicamente se evidencia en la capacidad de ayudar a otros, en situaciones que personalmente resultan complejas para el individuo (lo que hace por otros, pero no por sí mismo).

Lee también: Influencia de Venus en las casas astrales

El paso de Quirón por los 12 signos


Quirón en un signo zodiacal indica en qué consiste la herida emocional y cuál es el camino para sanarla. Mientras que su localización en una determinada casa astrológica, señala el punto donde el bloqueo se manifiesta, el área de la vida donde se debe trabajar la integración.
 
Recuerda que la posición de Quirón, es otro de los aspectos que podrás ver reflejados en tu carta natal, una vez realizado el cálculo de la misma a partir de la fecha, lugar y hora de tu nacimiento. 
 

Quirón en Aries

El bloqueo está presente en la manifestación del yo. El proceso de sanación parte del autoconocimiento, vencer los espejismos del ego, complejos e inseguridad, que le impiden expresarse libremente ante el mundo.   
 

Quirón en Tauro

En este caso, el desequilibrio está presente en la valoración del poder personal (autoestima) y la sensación de falta de seguridad. Hay que trabajar las causas internas, antes que las externas, integrar lo espiritual y lo material para alcanzar la verdadera estabilidad. 
 

Quirón en  Géminis

Con Quirón en Géminis, al sujeto le cuesta comunicarse y ser escuchado, por lo que, al sentirse despreciado y aislado, se suma a las ideas de otros en el afán de obtener atención. Es importante creer en sus propias ideas y darles el valor que merecen, aun contra el parecer de otros. 

Quirón en Cáncer

Aquí el individuo se pierde en las emociones de otros, para evitar trabajar las propias. Esto puede derivar en problemas de salud, principalmente de origen psicosomático, y sensación de abandono. La recomendación es aprender el concepto de desapego, atenderse a sí mismo antes que a otros y sentirse merecedor de recibir afecto, al igual que darlo. 
 

Quirón en Leo

El sujeto se encuentra dividido entre lo que siente y lo que piensa, lo cual le genera dificultades creativas y para expresar sus talentos al mundo. En este caso, es fundamental que el individuo se acepte tal y como es, con sus excentricidades, y disfrute de sus características únicas, sin temor.  
 

Quirón en Virgo

Hace referencia a una persona que es víctima de la autocrítica y el autocontrol. El proceso de sanación se orienta a aprender a fluir, romper el cerco que lo encierra desvinculándolo del mundo, y ayudar a quien lo necesite, recordando que el otro es alguien que pide asistencia, no perfección.
 

Quirón en Libra

Quirón en Libra hace referencia a bloqueos en el manejo de las relaciones con terceros (parejas y socios, principalmente), y dificultad en la aceptación del papel de espejo, que desempeñan los otros. Aquí es perentorio trabajar la identificación, sin temor al acercamiento y equilibrar las necesidades propias con la de los compañeros.
 

Quirón en Escorpio

Este es un aspecto bastante interesante, sobretodo en el trabajo de Astrología Kármica, dado que Quirón en Escorpio habla directamente de eventos acaecidos en una vida anterior, que no fueron superados y se vinculan con la fase de muerte, y transición del alma.   
 
Ante esta posición la sanación conlleva la aceptación de la muerte como un proceso de transformación y parte del ciclo de evolución que cumplen las almas, cuando encarnan, y no una expresión de abandono. La integración de los aspectos ocultos de la personalidad, es la clave para completar la curación.   
 

Quirón en Sagitario

Quirón en Sagitario requiere un arduo trabajo para impulsar la sanación interior, dado que el bloqueo se centra en la filosofía de vida y las creencias base del sujeto, que pueden ser de familia o extraídas de existencias previas. El abordaje es posible empleando técnicas de ruptura de patrones, acompañadas por reprogramación positiva.   
 

Quirón en Capricornio

Esta posición sugiere admiración hacia figuras autoritarias e impositivas, y una tendencia a manifestarlo, cortando toda posibilidad de empatía hacia terceras personas, con la creencia de que eso facilitará su camino al éxito.
 
En este caso, hay que comprender que para ejercer un liderazgo positivo no es necesario oprimir o atemorizar a los seguidores, sino practicar el respeto y estar dispuesto a escuchar a los otros.     
 

Quirón en Acuario

Con Quirón en Acuario, el individuo se siente aislado por la sociedad y suele asumir actitudes de rebeldía e incluso anarquismo, públicas o privadas. También puede dejarse llevar por las masas, mostrándose apático a todo. La sanación consiste en establecer una relación entre el individuo y la sociedad, partiendo de la integración de las necesidades comunes de ambos.
 

Quirón en Piscis

Este aspecto habla de perdida de fe y una desconexión, total o parcial, con la parte espiritual de la personalidad del individuo, el cual no reconoce la chispa divina como parte de sí. En este sentido, es importante reactivar la unión mística, mediante el reconocimiento del milagro de la vida, de menor a mayor escala.
 
Asimismo el sujeto debe evitar dispersarse en divagaciones imaginarias, o volcándose en los problemas de otros, para huir del encuentro personal con su divinidad interior.     


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes