.
¿Qué tanto sabes de Astrología?

¿Qué tanto sabes de Astrología?

La Astrología es un sistema de adivinación y orientación psicológico – espiritual, basado en  la existencia de una relación entre los movimientos de los planetas y un sinnúmero de eventos, que pueden incluir el nacimiento y evolución vital de los seres humanos, fenómenos naturales y tragedias. 
 
El estudio de los astros y su relación con los acontecimientos de la humanidad, es un interés  que ha acompañado a todas las culturas del mundo, las cuales adaptaron los métodos astrológicos a su realidad cotidiana y forma de vida, creando los distintos tipos de horóscopo (predicciones).
 
Con el objeto de emitir augurios que reflejaran la conexión entre los fenómenos del cielo y los individuos, surgieron los diferentes zodiacos que identifican las  cualidades y rasgos negativos de la personalidad con arquetipos, animales (zodiacos chino y occidental), fuerzas de la naturaleza (zodiaco azteca), árboles (zodiaco celta) y otros. 
 

Siguiendo la eclíptica


 
La Astrología Occidental toma como referencia para su zodíaco el nombre de las 12 constelaciones principales, que el Sol recorre una vez al año (una constelación por mes), durante la eclíptica (trayectoria curva del Astro Rey, que es vista como un movimiento aparente desde la Tierra).  
 
Esta clasificación, propia de la Astrología, divide el firmamento en 12 porciones iguales  regidas por constelaciones, que recibieron su nombre en diversas mitologías.
 
Estas representaciones son conocidas como Aries (El Carnero), Tauro (El Toro), Géminis (Los Gemelos), Cáncer (El Cangrejo), Leo (El León), Virgo (La Virgen), Libra (La Balanza), Escorpio (El Escorpión), Sagitario (El Centauro), Capricornio (La Cabra-pez), Acuario (El Aguador) y Piscis (Los Peces).  


Lee también: 7 razones por las que apuntarte al Ho`oponopono
 


La Cúspide


 
La posición que tiene el Sol, al momento del nacimiento de una persona, determina su signo del zodíaco también conocido como signo solar. Cabe destacar que los días de inicio y cierre de cada signo no son exactos.
 
Durante cada cambio existe un período de uno o dos días, (algunos astrólogos le otorgan más tiempo), denominado cúspide. Por lo que los nacidos en esa temporada deben conocer con precisión la hora exacta y su lugar de nacimiento, para establecer su signo.
 
Esta situación se refleja en el carácter de las personas nacidas en los lapsos de cúspide, quienes tienden a poseer tanto características de su signo regente y como de aquel que se encontraba en transición. 



 

El Poder de los Elementos


 
La Astrología Occidental no sólo relaciona los signos del zodíaco con los planetas, sino también con la Teoría de los Cuatro Orígenes propuesta por el filósofo griego Empédocles de Agrigento (490 – 430 A.C), quien manifestó que el hombre está compuesto por cuatro elementos (Fuego, Tierra, Aire y Agua).
 
Partiendo de este principio, se asocia a los elementos con las energías vitales de la creación y el sustento (Tierra), la acción (Fuego), las emociones (Agua), y el proceso mental (Aire). Estas fuerzas consiguen su expresión a través de los signos del zodíaco.
 
Los signos correspondientes al elemento Fuego son: Aries, Leo y Sagitario. La Tierra es representada por Tauro, Virgo y Capricornio. Mientras que Géminis, Libra y Acuario forman la triada de Aire. Cáncer, Escorpio y Piscis son asociados al Agua.   
 De igual forma en la Astrología Occidental, los signos del zodíaco son clasificados por su polaridad (positivo y negativo), y su modalidad (cardinales, fijos y mutables). La modalidad influye en las formas de manifestación de los elementos (fuego, tierra, agua y aire), hecha por cada signo.
  

 

Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes