.
¿Qué es el Tyet y cómo podemos usarlo?

¿Qué es el Tyet y cómo podemos usarlo?

Amuleto sagrado procedente del antiguo Egipto, el Tyet o Nudo de Isis se encuentra estrechamente relacionado con la deidad de la que toma el nombre, en su faceta de “Señora de la Magia”.

Fue utilizado en numerosas piezas de arte egipcio (relieves, pintura, escultura) y como talismán en los ritos funerarios (embalsamamiento y preparación de tumbas).  
 
Generalmente era confeccionado en materiales naturales (maderas o minerales) para destacar los colores rojo, azul o amarillo, asociados con la fertilidad, la protección y la sabiduría de Isis.

 

Lee también:  Activa la energía positiva con la Flor de la Vida


Inmortalidad y principio femenino


 
El Tyet es un amuleto de gran fuerza propia, sin embargo a menudo su aparición estaba conectada con la de otros dos símbolos egipcios, cargados de energía y significado, el Anj y el Djed.
 
El Anj, llamado también cruz ansada o ansata, llave de la vida o cruz egipcia, era el icono de la inmortalidad por excelencia en el antiguo Egipto.
 
La imagen de ambos símbolos presenta muchas similitudes. La principal diferencia la constituye el que los brazos del Tyet apuntan hacia abajo.
 
Muchos intérpretes vincularon esta característica a la conexión con el mundo físico, el recorrido del ciclo menstrual femenino o bien con el cinturón del vestido de Isis.
 
El Anj junto al Tyet, puede ser visto como la búsqueda de la inmortalidad bajo la protección de la diosa, como madre y benefactora.
 
Por su parte el Djed es el símbolo de Osiris, divino esposo de Isis y dios de  la resurrección. Su representación consistía en un pilar, demostración de la estabilidad de Osiris como soporte del cielo.
 
El Nudo de Isis junto al pilar de Osiris, es la manifestación de los principios masculino y femenino, en equilibrio para efectuar el proceso de creación de la Vida.


 

En la práctica


 
Este amuleto encarnaba el poder de la sangre de Isis, el renacimiento y el ciclo de regeneración femenina. En este sentido, podemos emplearlo como talismán para la protección y potenciar la fertilidad de la mente y el cuerpo.
 
Al ser un símbolo de unión entre los mundos físico y espiritual, otra forma de utilizar el Nudo de Isis o Tyet es para acrecentar nuestra sabiduría en torno a lo esotérico y el autoconomiento, lo que contribuye al bienestar. 

  
 

Te puede interesar:
 

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes