.
Pulseras Dzi: las pulseras tibetanas para la protección

Pulseras Dzi: las pulseras tibetanas para la protección

Las pulseras tibetanas o pulseras dzi son consideradas un poderoso amuleto espiritual, cuyo uso trascendió las practicas budistas, popularizándose en occidente, entre personas de todas las edades. 
 
Mucho más que un accesorio de moda, se dice que las pulseras tibetanas tienen el poder de proteger al usuario contra la negatividad, el mal de ojo, desgracias, enfermedades y espíritus malignos.
 
Asimismo, se les atribuye el poder de ayudar a su portador a equilibrar su deuda kármica, purificar el aura, y atraer la prosperidad, la buena fortuna, el éxito, la paz interior y las energías positivas.
 
Las pulseras tibetanas (originales) están elaboradas con dzi: una variedad de ágata, de origen remoto y desconocido, cuyos principales yacimientos se encuentran en el Tíbet y buena parte de la región asiática. 
 
Los colores más comunes de dzi, son negro, marrón y rojo. Cada piedra de dzi es grabada con símbolos, generalmente ojos y espirales. Las dzi son difíciles de encontrar, lo que ha revalorizado su costo en el mercado.
 
En la actualidad, ante el elevado precio de las pulseras tibetanas confeccionadas con dzi, surgieron 2 alternativas más accesibles: accesorios preparados con materiales sintéticos (plástico) y pulseras hechas con piedras naturales.
 
En este último caso, las opciones más utilizadas para crear pulseras tibetanas son el jade, el ágata común, ónix, y ojo de tigre. Si tienes la oportunidad de comprar una pulsera tibetana, prefiere las de elementos naturales antes que artificiales. 

Lee también: El potencial de los amuletos de la suerte


Uso de las pulseras tibetanas


Las pulseras tibetanas son un amuleto muy popular como cura personal, entre los practicantes del Feng Shui. Sin embargo, la forma de vestir este accesorio no está exenta de controversia.
 
El punto principal radica en que, para activar su poder, el dzi debe estar en contacto con los latidos del corazón del portador, por ello se recomendaba su colocación en las muñecas o a la altura del corazón, en el caso de los colgantes.
 
En este sentido, el uso más extendido de las pulseras tibetanas es en la muñeca izquierda (el lado del corazón). No obstante, algunos especialistas esotéricos señalan que las mujeres deben llevarla en la derecha y los hombres en la izquierda.
 
Personalmente, creo que debe prevalecer el lugar en el que propietario sienta una mayor empatía con la energía de las pulseras tibetanas. De nada sirve portar un amuleto, que te genere incomodidad.

Medium Angela - Videncia de Suerte y de Fortuna

¡Tome las riendas de su futuro y descubra por fin la Riqueza!
¡Pida su videncia gratuita!



 

¿Cómo activar las pulseras tibetanas?


Las pulseras tibetanas se activan en contacto con la energía vital de su propietario, representado por el latido del corazón. Sin embargo, antes de usarlas debes purificarlas, dado que desconoces las energías con las que estuvo en contacto antes de llegar a tus manos.
 
Para ello se recomienda una limpieza similar a la utilizada con los cristales naturales. Primero, puedes colocarla bajo el agua corriente de la ducha o el lavamanos, o dentro de un recipiente con agua y granos de sal gruesa.
 
Este primer paso, depende de la naturaleza de la piedra en la que estén confeccionadas tus pulseras tibetanas. Algunas piedras y cristales, son sensibles y pueden rayarse con la sal marina.
 
Si desconoces el efecto que la sal en grano puede tener en tus pulseras tibetanas, colócalas debajo del agua de la ducha (o el grifo del lavamanos abierto), durante un minuto o dos.
 
Si decides arriesgarte con el agua y la sal en granos, deja las pulseras en el recipiente por un período no mayor a 24 horas.
 
Una vez terminada la opción de limpieza que elijas (con agua corriente o con agua y sal), coloca las pulseras en un lugar donde pueda recibir la luz del sol y la luna durante 24 horas, para que puedan cargarse.
 
Culminado este lapso de tiempo, puedes colocarte las pulseras tibetanas. Si lo deseas puedes acompañar el proceso con una pequeña plegaria a Buda o el Universo, agradeciéndole su protección.
 
Importante: si después de usarlas, en algún momento las pulseras se rompen, debes deshacerte de ellas (botarlas), porque absorbieron demasiada negatividad. Arrójalas en un contenedor de basura o desperdicios. 


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.